Hoy, 1 de agosto, hemos agotado los recursos renovables para 2018.

¿Pero qué quiere decir eso? ¿Que el mundo se acaba mañana? ¿Paro de electricidad en toda la ciudad, sequía y penurias? En pocas palabras, ¿el apocalípsis?

No, no de momento. La humanidad continuará como ha estado hasta el momento, o por lo menos en apariencia. La noticia parte de un cálculo que realiza anualmente la ONG norteamericana Global Footprint Network que consiste en estimar la fecha en la que los hombres habrían consumido todos los recursos naturales que el planeta es capaz de regenerar en un año.

En 2018, el “día de sobrecapacidad de la tierra” está estimado para el 1 de agosto. Después de esta fecha estaríamos en teoría viviendo “a crédito”, es decir, utilizando las reservas no renovables del planeta, de manera irreversible.

Y el consumo aumenta cada año…

Cada año, el día de sobrecapacidad llega más pronto. La fecha estimada en 1970 fue el 31 de diciembre, en 1993 fue el 21 de octubre y en 2004 el 1 de septiembre. La humanidad consume sus recursos casi dos veces más rápido hoy de lo que lo hacía en los años sesenta. En 1970 la capacidad del planeta para renovar sus reservas era equivalente a la rapidez con la que consumíamos estos recursos en 12 meses. Hoy día, estos recursos son consumidos en tan sólo 7 meses.

Sin embargo, el consumo de energía difiere fuertemente de un país al otro y eso por eso que la ONG publica también un índice por país. Este dato corresponde al día que el mundo entero superaría su límite si los hombres de todo el planeta consumieran como la población del país en cuestión.

Entre los países incluidos en el estudio, el día de sobrecapacidad sería el 21 de diciembre para Vietnam, por ejemplo. En Qatar, cuyas emisiones por habitante son las más elevadas del mundo, el día de sobrecapacidad llegaría el 9 de febrero.

Para visualizar el desequilibro de nuestro consumo con respecto a la capacidad de renovación de la Tierra, la ONG calcula también el número de “planetas” Tierra que se necesitarían para costear nuestro consumo. A nivel global, la cifra es de 1,7 planetas y según la organización, no tardaríamos en sobrepasar ambos planetas al ritmo actual.

La responsabilidad es de todos y todas.

¿Cómo modificar la tendencia? Estas alarmantes cifras no son más que el reflejo de nuestra cultura – consumo, consumo, consumo… Sin embargo, la situación es reversible si pasa por la acción política y la revisión de nuestras decisiones personales.

Por ejemplo, reemplazar el 50% de nuestro consumo de carne por un régimen vegetariano aplazará cinco días la fecha de “sobrecapacidad” según The Guardian. Para darte una idea del impacto individual que puedes tener, Global Footprint Network propone incluso que utilicemos una aplicación que calcula tu “día de sobrecapacidad” personal. ¿Estás listo para tomártelo en serio?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: