elcaminantehn agosto 22, 2018

¿HASTA DONDE LLEGA EL FANATISMO RELIGIOSO?

Cody Coots estuvo al borde de la muerte por una ceremonia que salió mal en Kentucky. Su padre falleció en 2014 por un incidente similar.

El pastor estadounidense Cody Coots fue hospitalizado de emergencia después de ser mordido por una serpiente de cascabel en una de sus ceremonias religiosas. El incidente ocurrió en una iglesia de Middlesboro, Kentucky, cuando él daba un sermón con el reptil enrollado en su cuello.

Una filmación muestra cómo, tras recibir la mordida cerca de una oreja, Coots siguió con su discurso mientras su propia sangre le caía sobre la camisa. Pero en un momento se sintió mareado y pidió a los presentes en la capilla que lo llevaran a la cima de una montaña para que Dios decidiera si debía vivir o morir.

Uno de sus seguidores desobedeció la orden y lo llevó al hospital, donde los médicos salvaron su vida y constataron que la serpiente mordió a escasos milímetros de una arteria del pastor.

Según el diario Metro, el hombre que lo trasladó velozmente al hospital contó que “la mayoría de la gente a la que muerden en el rostro fallecen a los 5 o 10 minutos” y recordó que Jamie Coots, el padre de Cody Coots, perdió la vida “al cabo de siete minutos” cuando otra serpiente le mordió en 2014.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: