Tíos y primos: los más peligrosos para las mujeres durante su infancia.

Aproximadamente 4.4 millones de mujeres de 15 años o más sufrieron de abuso sexual con y sin violencia en México. Los tíos y primos son los principales agresores dentro de la familia, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de la Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH), publicada por el Inegi.

Los datos recabados en la encuesta señalan que del total de las mujeres abusadas en su infancia, 84.6% aseguró que no hubo violencia de por medio, mientras que 9.4% aseveró haber sido víctima de una agresión violenta y 6% argumentó no recordar cómo ocurrió.

De los principales agresores dentro de la familia, el Inegi detectó que los tíos y tías encabezan la lista con 20.1% de menciones, luego están los primos y primas, con 15.7%, los hermanos y hermanas, con 8.5%, otros familiares, 6.4%, padrastro o madrastra, 6.3%, padre, 5.8%, abuelo o abuela, 3.7% y madre, 0.5%.

En las menciones de agresores también aparecen personas ajenas a la familia, los conocidos ocupan el segundo puesto general con 16% de menciones, y aquellos totalmente desconocidos tuvieron 11.5% de los casos.

Sobre los casos de abuso en la infancia con violencia, fueron reconocidos los tocamientos (6.4%), intento de sexo forzado (3.9%), obligación a ver o mostrar los genitales (3%), sexo forzado (2.5%), sexo forzado por dinero o regalos (0.8%) y obligación a ver pornografía (0.8%).

En México, el promedio nacional de mujeres que han sufrido violencia es de 66.1%. Esto se traduce en que 30.7 millones de mujeres han padecido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolar, laboral, comunitario, familiar o en su relación de pareja, según los datos de la ENDIREH 2016.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: