elcaminantehn agosto 27, 2018

La enfermera del trabajo, Ana Giselle Ferreira Atan, filmada atropellando dos perros, en el barrio Residencial Pinheiros, en São Luís, fue alejada de sus funciones en la Empresa Maranhense de Servicios Hospitalarios (EMSERH) este jueves, tras imágenes del caso circularan en las redes sociales.

El caso, que tuvo lugar el pasado martes, día 14, llegó al conocimiento de la dirección de la institución que luego tomó las medidas apropiadas al caso. El presidente de la institución, Vanderley Ramos, anunció el alejamiento de la enfermera de sus funciones.

“Con respecto al episodio involucrando a la empleada de EMSERH, Gisele Atan, a pesar de ocurrir en el ambiente de su vida privada, quiero expresar el sentimiento de toda la empresa de profunda indignación y desaprobación, informando que la empleada ya se encuentra suspendida de sus funciones” , dijo Vanderley.

El delito ambiental

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMA) impuso una multa de R $ 6.000 en acusados en obediencia a lo que dice el artículo 70 de la Ley del Medio Ambiente de delitos (Ley 9605/98) y el artículo 29 del Decreto Federal 6514/08, que regulan y especifican las penas para infracciones medioambientales.

Según el artículo 70, que dispone sobre las sanciones penales y administrativas derivadas de conductas y actividades perjudiciales al medio ambiente, y da otras providencias, “Se considera infracción administrativa ambiental toda acción u omisión que viole las reglas jurídicas de uso, goce, promoción , protección y recuperación del medio ambiente “.

En el artículo 29 del Decreto nº 6.514 de 22 de julio de 2008, establece las sanciones, la práctica de abuso, maltrato, herir o mutilar animales silvestres, domésticos o domesticados, nativos o exóticos, “Multa de R $ 500, 00 (quinientos reales) a R $ 3.000,00 (tres mil reales) por individuo “, dice.

“Desde que tomamos conocimiento de los hechos, la SEMA, dentro de su competencia, tomó las medidas apropiadas de naturaleza administrativa, identificando y autuando a la infractora con la penalidad máxima prevista en la Ley de Crímenes Ambientales”, explica el titular de la SEMA, Marcelo Coelho.

La investigación policial

De acuerdo con el delegado y el Superintendente de la Policía de la Capital Civil, Breno Galdino, la estación de policía de Medio Ambiente ha recibido la denuncia sobre el caso y el seguimiento de la investigación del crimen.

“Se hizo un Boletín de Ocurrencia del caso y después de eso iniciamos el levantamiento de las informaciones. “Las investigaciones están en marcha, nuestros equipos fueron hasta la residencia de la acusada y de la propietaria de los perros, donde entraron en contacto con los involucrados en el caso y ahora estamos aguardando la presentación de Giselli, que quedó marcada suceder hasta la mañana de este viernes”, explica el Delegado.

El caso está a cargo de la delegada Caroliny Santana, que será responsable de escuchar el testimonio de la acusada, de los propietarios de los perros y de los testigos.

“En caso de inculpación, el crimen es el de malos tratos a animales, previsto en la Ley de Crímenes Ambientales, que puede ser agravado por el óbito de uno de los animales. La pena inicial es de 3 meses a 1 año, pero puede ocurrir un aumento de 1/3 a 1/6 de la pena por el óbito “, cuenta Galdino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: