elcaminantehn septiembre 4, 2018

México.- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tomó un vuelo comercial este martes para viajar a Monterrey, Nuevo León, por lo que no pudo evitar que (oootra vez) se le acercara mucha gente a pedirle una foto.

Mientras esperaba una torta de lomo y un café que pidió en un local de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, su presencia no pasó desapercibida entre los usuarios, quienes comenzaron a acercársele.

Ante la fila interminable de personas que esperaban una foto con él, López Obrador, quien ya se había acomodado en un asiento del local, pidió a los empleados del local que le pusieran los alimentos “mejor para llevar” y dentro del avión los comería.

Ser el presidente más querido y admirado de la historia de los Estdos Unidos Mexicanos le está pasando factura a Andre Manuel Lopez Obrador, y es que su personalidad no le permite llevar su vida tranquila ya que es capaz de sacrificar su momento de comida para atender a su pueblo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: