elcaminantehn septiembre 8, 2018

Despues del fraude electoral perpetrado el 26 de noviembre de 2017, la Policia Nacional de Honduras se ha caracterizado por resolver todo tipo de problemas a punta de gas lacrimógeno, el que lanzan por todas partes, y violencia.

El Hospital Regional San Isidro de Tocoa, Colón, fue el escenario de un nuevo acto de este tipo la noche de ayer luego de que una persona supuestamente ebria ingresara al hospital para ver a su madre quien se encontraba internada en el lugar.

Esta persona logró burlar la seguridad e ingreso al hospital, al estar dentro en la desesperación de encontrar a su madre ocasionó caos y desorden lo que provocó que la violenta policía actuara.

Estos últimos optaron por lanzar gas lacrimógeno hasta más no poder lo que causo que todas las personas que estaban dentro salieran huyendo del lugar.

Al final se observó a médicos, enfermeras, pacientes y otros a las fueras del hospital ya que a causa del gas las instalaciones el volvieron inhabitables por varios minutos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: