elcaminantehn septiembre 13, 2018

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento reciente data, fue aprobada el 10/12/1948 después de finalizada la primera y segunda guerra mundial, donde fueron violados los derechos humanos por todos los países participantes en esas guerras. Esos derechos humanos actualmente continúan violándose por el gobierno de EE.UU. Estos tratados deben ser firmados y ratificados por los países respectivos para su debido cumplimiento. EE.UU en el proceso de negociación trata de quedar eximidos de estas normas internacionales. EE.UU ratificó el Pacto de Derechos Civiles y Políticos recientemente el 08/06/1992. El primer y el segundo protocolo facultativo no lo ha firmado. La Convención contra las desapariciones forzadas no lo ha ratificado. La convención para la eliminación de la discriminación de las mujeres lo firmó pero no lo ha ratificado.

El Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales lo firmó pero no lo ha ratificado. El Pacto para la protección de los trabajadores inmigrantes y sus familias no lo ha firmado. Los derechos de las personas con discapacidad no lo ha firmado. La convención de los derechos del niño lo firmó pero no lo ha ratificado. Los derechos de los niños en conflictos armados, en venta y prostitución lo ratificó en el año 2002. La Convención Americana sobre los Derechos Humanos lo firmó el 06/01-1977 pero no lo ha ratificado.

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) lo firmó el 17/07/1980 pero no lo ha ratificado. Convención sobre el consentimiento para el matrimonio, la edad mínima para contraer matrimonio y el registro de los matrimonios lo firmó en 1962 pero no ratificada. Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar no lo ha firmado. Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático fue firmado pero Trump renunció recientemente a pesar de ser el mayor productor mundial de gases de efecto invernadero.

Cuando ellos hablan “del destino manifiesto de su gran nación”, se refieren en rigor, al derecho que sienten y ejecutan de intervenir en la política, económica y militarmente en cualquier país del mundo, con ello justifican las más de 70 invasiones que han realizado en 200 años a nivel mundial. Con Donald Trump es descaro será peor en materia de derecho internacional y derechos humanos. Lo demuestra con la amenaza que Estados Unidos le hace a los 120 países que votaron en contra en el Consejo de Seguridad, el 21/12/2017 anulando su decisión de establecer la embajada gringa en Jerusalén. Lo que demuestra que el destino manifiesto de su gran nación es llevar al planeta a la destrucción total con una guerra nuclear. Dios nos agarre confesado con este fascista gringo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: