elcaminantehn septiembre 26, 2018

Oaxaca de Juárez, Oax.- Desde el viernes, ya lo habían advertido los alumnos. “Somos capaces de encuerarnos, si no nos hacen caso”.

El 21 de septiembre, Jimena y sus compañeros se encontraban en una parte alta del plantel 32 del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao), en Cuilápam de Guerrero, cuando ocurrió el presunto acoso sexual.

Ella lo narró así en Facebook: “Hoy tomaba mis clases como todos los días, al dirigirme a mi última clase (psicología), en el aula XV (una de las nuevas aulas que se inauguraron este ciclo), de 14:00 a 15:00 horas, vimos que mi profesora no se encontraba en el aula y estaba cerrada.

“Por lo que estábamos esperando que llegara, parados afuera del salón, en el corredor (para los que estudian en esta institución, saben que apenas se construyó un corredor que está un poco alto). Me encontraba con amigos y demás compañeros cerca.

“Como saben, el uniforme del Cobao para las mujeres consta de una falda; nos encotrábamos platicando cuando una de mis amigas me comenta en voz baja, ‘te está tomando fotos el tipo de acá’, haciéndonos gestos; no entendíamos qué pasaba”

Era el intendente, identicado como Reynaldo, quien supuestamente tomaba con su teléfono celular fotos debajo de la falda de Jimena. Irritadas, acudieron a la dirección para presentar una queja, pero no fueron escuchadas. Entonces se pusieron de acuerdo ese mismo día: “Vamos a ver si no nos hacen caso”, y acordaron una protesta singular.

Este lunes, poco después de las siete de la manaña, comenzó el movimiento. Al grito de “¡Vamos a levantar la voz!, salieron al patio y después cerca del acceso al plantel. Primero sacaron las cartulinas que ya habían pintado, para hacerse escuchar:

“Con falda o pantalón, respétanos sgón”. “Falda es una prenda de vestir que no debe utilizarse con miedo”. “Cobao, unido, jamás será vencido”. “Alto al acoso sexual”. “Tómale una foto a mis huevos”.

Y tras ello, los chicos dejaron ver sus piernas y se pusieron encima una falda. Ellas, la víspera ya habían acordado también a través de redes sociales, que en lugar de faldas llevarían pantalones de mezclilla.

Más de dos horas duró la protesta. Madres irritadas por ausencia del director. “Cómo es posible que hayan encubierto al intendente, que le hayan regresado su celular, cuando ahí están las evidencias”, gritó una.

Visitadores de Derechos Humananos, directivos del Cobao, entre ellos el director jurídico, Raúl David Cervantes, llegaron a dialogar, calmar los ánimos y la irritación contra el director, Israel García Méndez, que rehusó atender el caso.

Separación temporal del intendente, en tanto se inician las investigaciones, fue el acuerdo cerca del mediodía de ayer. La calma volvió, pero la preocupación por el acoso está latente. “Parece que hay otros casos, vamos a investigar y denunciar”, protestaron los alumnos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: