elcaminantehn octubre 12, 2018

La ola de ultraderecha que anega a Brasil llegó al fútbol. Neymar y Gabriel Jesus, estrellas del Paris Saint Germain y el Manchester City, se han colocado en el centro de las discusiones en las redes sociales desde el momento que le pusieron un “me gusta” a un post en favor del capitán en la reserva de Alan Patrick, un excompañero de los delanteros en Santos y Palmeiras.

“Necesitamos que él resuelva los problemas de nuestro país y no que nos enseñe valores. Si tuviéramos que aprender valores con el presidente, hoy estaríamos atrapados. No eduque a sus hijos para respetar a los homosexuales, negros, blancos, indios. ¡Eduque a sus hijos para respetar el ser humano!”, escribió Patrick y exhibió una casaca del seleccionado con el 17, el número que identificó a Bolsonaro en los comicios.

El sigilo de ‘Ney’ contrasta con otros respaldos entusiastas, como los de Ronaldinho y Rivaldo, dos exastros del Barcelona. “Por un Brasil mejor, deseo paz, seguridad y alguien que nos devuelva la alegría. ¡Yo elegí vivir en Brasil, y quiero un Brasil mejor para todos!”, tuiteó ‘Dinho’ y también acompañó su mensaje con una camiseta amarilla y el dorsal 17. Bolsonaro se sintió halagado y lo hizo saber en Twitter.

También le dio las gracias a Rivaldo. “Usted es un orgullo para todos nosotros brasileños. ¡Muy honrado con sus menciones!”, le respondió el candidato. Cafu, otro de los grandes nombres de la ‘canarinha’ hizo pública su adhesión a la derecha. “El capitán del pentacampeón va a votar por Bolsonaro”, se dejó filmar. Lucas Moura, el atacante del Tottenham, fue pionero en esta identificación con el hombre que propone “mano dura”. Lo llamó el “candidato ideal”.

Rechazo de Juninho

No todos fueron aplausos, Juninho Pernambuco, excompañero de Cafu e ídolo en el Olympique de Lyón, mostró su claro rechazo a esas inclinaciones políticas. Juninho expresó su desconsuelo por la “ignorancia” de muchos compatriotas sobre los asesinatos y torturas perpetradas durante la última dictadura.

Lo atacaron con saña en las redes sociales hasta con amenazas de muerte. “No sabía que los bolsominions me seguían, por favor no me sigan, no quiero cantidad de seguidores y sí calidad humana”, les respondió con una alusión a las criaturas amarillas que ayudan al malvado de la película animada “Gru, mi villano favorito”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: