elcaminantehn octubre 17, 2018

A pesar de ser criticado duramente desde el punto de vista político debido a sus tintes autoritarios y casos de corrupción, Evo Morales y su equipo han realizado una gestión valorada por expertos internacionales por los resultados económicos que han conseguido en Bolivia, a lo que suelen llamar “el milagro económico boliviano”.

Por encima de Estados Unidos y el resto de países de América LatinaBolivia obtuvo un crecimiento económico de 4,6% entre el 2017 y 2018 según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Una nota del BBC indica las claves del crecimiento económico en este país y ubica en primer lugar la nacionalización de los hidrocarburos que decretó Evo Morales en el 2016 e inició una etapa en la economía boliviana.

Esta fase incluyó el paso de empresas privadas a manos del Estado y la negociación de contratos con empresas extranjeras que continuaron operando en el país. A partir de esta medida, una docena de multinacionales suscribieron nuevos contratos con la empresa estatal de Yacimientos Petrolíficos Fiscales Bolivianos(YPFB), además de acordarse el pago de un tributo sobre el valor de la producción entre el 50 y el 85%.

El alza de ingresos fiscales, fuertes inversiones públicas y un modelo de desarrollo productivo basado en la demanda interna fueron algunas de las políticas que impulsaron la economía en Bolivia.

Otro punto importante es el ahorro, “Durante el boom de las materias primas la pobreza en Bolivia bajó un tercio y las autoridades sabiamente ahorraron una parte de los recursos construyendo un cuantioso colchón financiero”, indica un portavoz del Fondo Monetario Internacional.

El colchón que menciona pasó de 700 millones de dólares a 20 mil millones de dólares configurando un ahorro que le permitió a Bolivia amortiguar la caída de precios de materias primas a partir de 2017.

Finalmente la nota indica que otra clave del crecimiento económicoboliviano es la estabilidad social.

Entre 2001 y 2005, Bolivia tuvo cinco presidentes bajo un clima de alta polarización y conflictividad. Al inicio del mandato de Evo morales también hubieron momentos complicados, sin embargo con el tiempo fueron disminuyendo.

El FMI asegura que la distribución del ingreso también mejoró durante el 2004 y 2015 en el que Bolivia pasó de ser el país más desigual en Sudamérica a ubicarse en una posición promedio en la región

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: