Leyes sanguinarias contra la vagancia en los inicios del capitalismo.

La legislación inglesa de 1530, sobre los “vagabundos vigorosos”, decía lo siguiente:

* A los vagabundos “se los debe de atar a la parte trasera de un carro y azotar hasta que la sangre mane del cuerpo; luego han de prestar juramento de regresar a su lugar de nacimiento o al sitio donde hayan residido los últimos tres años y han de ponerse a trabajar.”

* “En caso de un segundo arresto por vagancia, ha de repetirse la flagelación y cortarse media oreja al infractor (…) y si se produce la tercera detención, se debe ejecutar al reo como criminal invertebrado y enemigo del bien común.”
Otra legislación inglesa de 1547, decía lo siguiente sobre los vagos:

* Si (…) rehúsa a trabajar se lo debe condenar a ser esclavo de la persona que lo denunció como vago. El amo debe alimentar al esclavo con pan y agua, caldos pocos sustanciosos y los restos de carne que le parezcan convenientes. Tiene el derecho de obligarlo, mediante latigo y cadena, a efectuar cualquier trabajo, por repugnante que sea.”

* Si el esclavo se escapa y permanece prófugo por 15 días, se lo debe de condenar a la esclavitud de por vida y marcarlo a hierro con la letra S en la frente o en la mejilla, si se fuga por segunda vez se lo ejecutará…”

* Toda persona tiene derechos quitarles a los vagabundo sus hijos y retener a éstos como aprendices: a los muchachos hasta los 24 años y a las muchachas hasta los 20 años. Si huyen (…) sus amos pueden encadenarlos, azotarlos…”

En tiempos de la reina Isabel (1558-1603), los vagabundos eran ahorcados en masas. La actual reina Isabel, de Inglaterra, es descendiente de aquella otra reina. Su fortuna viene del robo que hicieron sus antepasados hace más de cuatro siglos.

Como dijo Marx “…la población rural, expropiada por la violencia, expulsada de sus tierras y reducida al vagabundaje, fue obligada a someterse, mediante una legislación terrorista y grotesca y a fuerza de latigazos, hierros candentes y tormentos, a la disciplina que requería el sistema del trabajo asalariado”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: