Bolsonaro: “Esos marginales de izquierdas serán expulsados de nuestra patria.”

Miles de brasileños ya se planteaban antes dejar su país en busca de mejores oportunidades. La victoria del ultraderechista ha terminado de convencerles de que es lo mejor para ellos.

Este fin de semana, el candidato ultra Jair Bolsonaro ganó las elecciones de Brasil con un 55,13% de respaldo. “No podemos continuar flirteando con el socialismo, con el comunismo y con el extremismo de izquierdas”, afirmó el domingo por la noche el futuro presidente de Brasil en su primer discurso tras los resultados.

Mientras tanto, sus electores congregados frente a su residencia gritaban “Mito”, el apodo que le dan los seguidores, con sus esperanzas de cambio para un país que a partir del 1 de enero estará gobernado por la extrema derecha.

A los opositores, Bolsonaro les recomendó el exilio o la prisión. “Esos marginales de izquierdas serán expulsados de nuestra patria. Esta patria es nuestra, no de esa pandilla de la bandera roja y cabeza lavada”, declaró hace poco más de una semana este político. “Será una limpieza nunca vista en la historia de Brasil”, añadió.

Para Matías Ferreira —nombre ficticio, porque el entrevistado pidió anonimato por miedo a las represalias—, su principal proyecto de vida ahora es la migración. “Salir de Brasil es mi única opción ahora para sobrevivir”, afirma este investigador de filosofía.

“Bolsonaro va a acabar con la investigación universitaria, no me veo futuro en este país, donde además él ya está estimulando una persecución política a la oposición”, explica Ferreira, que desde hace unas semanas está buscando una opción de posdoctorado para poder mudarse el año que viene a Reino Unido o Canadá, y afirma que muchos de sus compañeros también consideran migrar una opción probable.

En su análisis sobre el futuro político de Brasil, considera que la extrema derecha puede provocar un aumento de la violencia urbana, un recorte de gastos públicos y una destrucción de los mecanismos de distribución de renta.

“Dentro de mi grupo de investigación en política, filosofía y economía, las previsiones son de un posible aumento de las desigualdades y un colapso económico, porque el PSL quiere aplicar un proyecto neoliberal y sin consistencia en sus propuestas de gobierno”, explica Ferreira a ElConfidencial.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil estimó en 2016 que hay entre dos y tres millones de brasileños residiendo en el extranjero, con Estados Unidos como primer destino seguido de Japón, Portugal, Italia y España. La crisis económica de Brasil, junto con los altos índices de violencia, es el principal argumento de quienes deciden irse a otro país.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: