elcaminantehn noviembre 8, 2018

Mujica se refirió el pasado lunes 29 de octubre al triunfo electoral de Jair Bolsonaro en Brasil.

En entrevista con “InterCambio” de radio M-24, el ex mandatario dijo que hay un hecho objetivo y es que “en el acierto o en el error, el pueblo brasileño, su contingente mayoritario, tomó una decisión y como tal se auto determinó. Ha tomado su rumbo y tiene que ser respetado, guste o no guste”.

Mujica dijo también que existe un hecho que se vuelve a repetir, que se ha dado en Estados Unidos EEUU y otros países y es el “uso pecaminoso de ese recurso formidable que son las redes sociales y las nuevas formas de comunicación, donde aparecen cuestiones que expresan la cara negativa de nuestra humanidad”.

“El uso que se está haciendo, con mucha tecnología, para llegar con mensajes subliminales y falsa información, que tuvo una participación muy fuerte en esta campaña y que al parecer, es una de las amenazas más grandes que tienen los sistemas electivos contemporáneos”, expresó el ex mandatario.

En tal sentido dijo que estamos en otra era y que “ningún gobierno anterior, ninguna realidad política anterior, ni la más cruenta, osada y pestilente forma de dictadura podía practicar estos hechos que pasan hoy”.

Añadió que la modernidad y el avance tecnológico “tienen una cara enormemente positiva, pero a su vez, como la energía atómica, hay una cara peligrosa”.

“Nos estamos asomando a un mundo sórdido, de dominación, que ni siquiera podíamos soñar hace muy pocos años”, indicó.

Mujica considera que la tecnología y el uso que se le está dando, “está estableciéndole un jaque muy profundo a la democracia representativa, tal como la conocimos”.

“Empieza a estar jaqueado todo lo que había construido la humanidad en materia de organización social, política y cultural”, dijo el líder del MPP.

El factor religioso

Por otro lado, manifestó que “inevitablemente, en la historia del hombre, el factor religioso ha estado presente como uno de los resortes de imposición y dominio”.

Agregó que ello “es una perla novedosa de una vieja característica. Religión y política han andado relativamente emparentadas en la historia”.

Consideró que el “uso político de la fe religiosa es otro factor que se suma a un escenario complejo y para millones de personas, sumamente confuso”.

Mujica también manifestó que “los regímenes de extrema derecha siempre se presentaron con una aureola de combatir ‘la corrupción’, y terminaron siendo la cosa más corrupta, no necesariamente ellos, sino la patota que los rodeaba”. Agregó que la mejor manera de combatirla es “defendiendo la libertad”.

Aseguró que Uruguay no hay índices de corrupción como en otros países.

Relaciones diplomáticas

Por otro lado, Mujica se refirió a las relaciones diplomáticas entre Uruguay y Brasil a partir del 1º de enero, fecha en la que Bolsonaro asumirá el gobierno.

“Veremos lo que nos trae la realidad. Ese gobierno tendrá que lidiar con muchas cosas, entre ellas con Itamaraty. Brasil es la sucesión de la ‘Corte de Braganza’. Tiene un estamento diplomático muy particular y diferenciado que siempre logró mantener un margen de independencia de los gobiernos de turno”, indicó.

“No sé si este señor podrá moderar ese discurso de campaña electoral contrario a la integración regional y latinoamericana. Tendremos que tener mucha inteligencia, fineza y habilidad, porque el desafío es muy grande para nosotros, pero también para toda América”, sentenció Mujica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: