Migrantes organizan jornadas de limpieza en Tijuana y Sonora.

La narrativa oficial xenófoba y racista contra el éxodo migrante, agudizada tras la llegada de éstos a la frontera con Estados Unidos, busca criminalizar a los miles de hombres, mujeres y niños que huyen de la violencia y la precarización de sus países.

Este fin de semana, un grupo de migrantes centroamericanos que se encontraba albergado en Hermosillo, Sonora se ofreció a participar en las labores de limpieza de la Iglesia San Luis Gonzaga.

Por su parte, en Tijuana, Baja California, otro grupo de migrantes participó en tareas de limpieza, tanto del albergue Benito Juárez, en donde permanecen hasta el momento, como de calles aledañas. Según reportan medios y colectivos como Pueblo Sin Fronteras, las actividades de limpieza organizadas por migrantes son cotidianas y echan por tierra la narrativa reaccionaria antiinmigrante de la prensa y el gobierno.

La oleada de ataques xenófobos y racistas contra el éxodo migrante, agudizada tras la llegada de éstos a la frontera con Estados Unidos, busca criminalizar a los miles de hombres, mujeres y niños que huyen de la violencia y la precarización de sus países.

De cara al discurso antiinmigrante impuesto desde la Casa Blanca, con declaraciones y alertas falsas como la publicada este lunes por Kirstjen Nielsen, titular de la Secretaría de Seguridad Nacional estadounidense, es que desde La Izquierda Diario México impulsan un proyecto de periodismo migrante, independiente de los partidos del régimen. ¡Que se escuche la voz de las mujeres, los trabajadores y la juventud migrante!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.