Chile: Ordenan detención de 4 carabineros tras comprobarse que Catrillanca no portaba armas.

En una nueva mentira que se cae de Carabineros, del Gobierno y de los medios de información tradicionales, la justicia ordenó la detención de 4 integrantes del Comando Jungla tras comprobarse que Camilo Catrillanca no portaba ninguna arma y que lo asesinaron por la espalda con una bala directa a la cabeza.

Nunca hubo enfrentamiento, estaba desarmado y lo asesinaron por la espalda

Una de las preguntas que surgieron tras el operativo del Gope de Carabineros fue un eventual tiroteo entre los uniformados con Catrillanca y el adolescente de 15 años que lo acompañaba. Sin embargo, esta posibilidad quedó descartada en los resultados de los peritajes realizados por el Laboratorio de Criminalística de la PDI (Lacrim) a las ropas y manos de los comuneros.

Según confirmaron a La Tercera fuentes de la investigación, estas pruebas no arrojaron rastros de pólvora, lo que haría posible descartar que ambos hayan manipulado armas y, así, participado de un eventual enfrentamiento.

En tanto, desde el viernes los peritos del Ministerio Público y la PDI trabajan en el análisis del informe de autopsia de Camilo Catrillanca, elaborado por el Servicio Médico Legal (SML), el cual fue remitido a la Fiscalía de La Araucanía con las conclusiones forenses del análisis del cuerpo del comunero.

Fuentes del caso señalaron que el documento da cuenta que el disparo que mató a Catrillanca entró directamente en el cráneo, generándose una entrada a bala redonda. Esto, estiman las mismas fuentes consultadas, apoyan la hipótesis de que la bala no se desvió en el trayecto desde que fue disparada desde el fusil de Carabineros

Ordenan la detención de los 4 Carabineros del Comando Jungla involucrados

El Juzgado de Garantía de Collipulli decretó una orden de detención contra cuatro carabineros acusados por el homicidio de Camilo Catrillanca en la comuna de Ercilla. La jueza de garantía, Sandra Nahuelcura, emitió la orden verbal en contra del sargento segundo Raúl Ávila Morales, el sargento primero Carlos Alarcón Molina, el cabo primero Braulio Valenzuela Aránguiz y el suboficial Patricio Sepúlveda Muñoz.

Los funcionarios policiales están acusados por los delitos de homicidio consumado, homicidio frustrado y obstrucción a la investigación. Se trata de carabineros del GOPE que fueron dados de baja luego que se diera a conocer la destrucción de la tarjeta de video de una cámara que registró el operativo del Comando Jungla en que murió el joven mapuche.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.