5 mil misiles de Venezuela, de fabricación rusa, ‘preocupan’ a EEUU.

Washington está inquieto por los 5000 misiles portátiles antiaéreos (MANPADS) que Venezuela compró a Rusia y que se asemejan a los misiles Stinger de EE.UU.

“Venezuela posee 5000 armas tierra-aire fabricadas en Rusia”, ha afirmado este lunes la agencia británica de noticias Reuters.

Esto, ha destacado la fuente, preocupa a los funcionarios norteamericanos, puesto que se trata del “mayor acopio de su tipo en América Latina”, además de que los MANPADS son similares al sistema portátil de defensa antiaérea estadounidense Stinger.

Tras el deterioro de las relaciones Moscú- Washington en los recientes años, Rusia ha tenido la mirada fija en los países latinoamericanos, entre ellos Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia. Además, siempre ha defendido de Venezuela, como su aliado en la región, ante las intervenciones de EE.UU.

“Este riesgo es increíblemente real y grave (…) para América del Sur y Centroamérica, además de Venezuela”, dijo en su momento el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, mientras expresó su preocupación a principios de mayo por los misiles venezolanos en una audiencia del Senado.

La agencia británica también ha recordado que los MANPADS fueron comprados hacia el final del Gobierno del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez para combatir una presunta agresión por parte de Estados Unidos contra el país bolivariano.

“No queremos guerra”, dijo Chávez en la televisión en 2009, cuando decenas de soldados marcharon delante de él con misiles MANPADS, detalla el informe, al agregar que Chávez creía en que las Fuerzas Armadas de Venezuela debían estar “mejor capacitadas y equipadas” para defender la soberanía del país.

Ha recordado además que Rusia prestó a Venezuela cuatro mil millones de dólares para comprar armas, cuando Chávez visitó al presidente ruso, Vladimir Putin, en 2010, si bien ha recalcado que no está claro si alguno de los MANPADS formaba parte de ese acuerdo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: