Chalecos Amarillos se extienden a Bélgica y exigen salida del gobierno de coalición de centro-derecha

La policía belga detuvo a más de 400 personas el sábado luego de que manifestantes ‘chalecos amarillos’ -inspirados en el movimiento francés- arrojaran piedras y petardos, y dañaran tiendas y automóviles cuando intentaban llegar a los edificios del gobierno en Bruselas, capital de Bélgica

Una multitud, que la policía estimó en alrededor de mil personas, se enfrentó a oficiales antidisturbios que utilizaron cañones de agua y gas lacrimógeno para mantener a las personas lejos de la sede de la Unión Europea y del barrio del gobierno belga.

El movimiento belga, inspirado en las protestas de los «gilets jaunes» de la vecina Francia, ha dado voz a las quejas sobre el costo de la vida y exige la salida del gobierno de coalición de centro-derecha de Bélgica, seis meses antes de una elección nacional prevista para mayo.

El sábado más de 30 mil personas se manifestaron en Francia, según cálculos de la policía, y unas 30 quedaron heridas en el segundo sábado consecutivo de violencia en París.

Los manifestantes belgas que usan los chalecos fluorescentes amarillos que llevan todos los automovilistas para emergencias también bloquearon brevemente una autopista cerca de la frontera de Bélgica con Francia

La Policía de Bélgica ha obligado a decenas de manifestantes detenidos en las protestas de los chalecos amarillos a pasar varias horas en un establo.

Según denunciaron ayer domingo, citados por el portal local Sudinfo, los protagonistas del suceso fueron rodeados por una decena de policías durante la manifestación de Bruselas (capital) y llevados a un establo con el suelo cubierto de barro húmedo y con goteras, donde pasaron alrededor de seis horas de pie.

“Estamos todos aquí aparcados en el mismo lugar, como ganado, sin ninguna información”, dice uno de los manifestantes en un vídeo grabado con un teléfono móvil difundido por Sudinfo. Los detenidos denuncian también que fueron tratados “como animales”, sin agua ni acceso a servicios higiénicos.

El sábado, la Policía belga detuvo en Bruselas a 450 manifestantes del movimiento de los chalecos amarillos, originado en Francia. Cerca de 1000 personas participaron en las manifestaciones de la capital belga, desencadenadas en Francia por un alza en los precios del combustible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.