El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que su homólogo colombiano, Iván Duque, «no va ni al baño sin que lo sepa el embajador de EE.UU.».

En conferencia de prensa, Maduro denunció un plan de EE.UU. para asesinarlo, ideado por John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Donald Trump, y dijo que el Gobierno de Duque «es cómplice».

Según el mandatario venezolano, en el municipio de Tona, en el departamento colombiano de Santander, se prepara «un grupo paramilitar denominado G-8», conformado por mercenarios venezolanos y del vecino país.

«Escúchame, Iván Duque, dices que es un acto inamistoso el arribo de dos aviones rusos a Venezuela, inamistoso es tener campamentos de entrenamientos de mercenarios como hay en Colombia», puntualizó.

Maduro dijo que ante los planes para crear violencia en territorio venezolano y asesinarlo, Venezuela le dará «una lección de dignidad y de fuerza a la ultraderecha […] de Colombia o de donde sea».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.