Estudiantes de Economía Hondureños denuncian y exigen fin del bloqueo contra Cuba y Venezuela.

San Pedro Sula-Dos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras Valle de Sula, que cursan la licenciatura en Economía, se solidarizaron con la Republicana de Cuba y la República Bolivariana de Venezuela cuyas economías están siendo asfixiadas por los Estados Unidos desde hace ya varios años.

“Un bloqueo económico es un conjunto de leyes, disposiciones y prácticas llevadas a cabo por un país con el objetivo de aislar a un determinado país provocando hambre, enfermedades y desesperación en la población”, comentan durante la presentación de la investigación realizada por dos estudiantes y que llevó el nombre de “Bloqueo Económico: Caso de la República de Cuba y la República Bolivariana de Venezuela.”

Los estudiantes investigadores que llevaron a cabo este arduo trabajo son, el estudiante de economía y escritor, Wilson Noe Campos Méndez, y el también estudiante de economía y crítico Khedyt Leónidas López Tábora, quienes mostraron sus gestos solidarios para ambas naciones al conocer y estudiar el impacto del bloqueo económico.

Parte de la investigación:

Países como Cuba y Venezuela han sido afectados por este tipo de decisiones arbitrarias por parte de los Estados Unidos de Norteamérica en compañía de todos aquellos países que mantienen relaciones con el imperio.

“Un objetivo clave del Bloqueo Económico es desestabilizar la economía de un país para hacer caer al régimen que lo dirige”, explican en un breve resumen.

Inicio del bloqueo contra Cuba:

El 1 de enero de 1959, las luchas revolucionarias en Cuba contra el régimen dictatorial de Fulgencio Batista culminaron victoriosamente y llegó al poder el movimiento revolucionario liderado por Fidel Castro.

La ambición de EE.UU. de dominar a Cuba, e incluso de anexarla llevo al imperio a responder, respuesta que fue rápida y brutal desde el primer momento. Las sanciones encaminadas a doblegar a la Revolución se sucedieron vertiginosamente convirtiéndose en un bloqueo total y una guerra económica.

Los principales lineamientos en los que se basa la política del imperio contra Cuba:

Se prohíbe que empresas subsidiarias de compañías norteamericanas que se encuentran en terceros países mantengan cualquier tipo de transacción con empresas en Cuba.

Se prohíbe que empresas de terceros países exporten a los Estados Unidos productos de origen cubano o productos que en su elaboración contengan algún componente de ese origen.

Se prohíbe que empresas de terceros países vendan bienes o servicios a Cuba, cuya tecnología contenga más de un 10% de componentes estadounidenses, aunque sus propietarios sean nacionales de esos países.

Se prohíbe que entren a puertos estadounidenses buques que transporten productos desde o hacia Cuba, con independencia del país de matrícula.

Se prohíbe que bancos de terceros países abran cuentas en dólares norteamericanos a personas jurídicas o naturales cubanas o lleven a cabo transacciones financieras en dicha moneda con entidades o personas cubanas.

Se penaliza a los empresarios de terceros países que realicen inversiones o negocios con Cuba, a quienes se les deniega el otorgamiento de visado para entrar en Estados Unidos, lo cual se hace extensible a sus familiares.

Desde el año 1992 hasta el año 2018, La Organización de las Naciones Unidas ha votado en su mayoría porque se levante el bloque económico contra Cuba, lo que no es vinculante por lo que Estados Unidos hace caso omiso.

En total las sanciones económicas han costado 125.000 millones de dólares a Cuba desde su implementación en los años 1960.

Mientras tanto para la República Bolivariana de Venezuela, la agresión norteamericana no varia mucho, es muy similar a la que realizan contra Cuba:

“La estrategia es la misma: bloquear política y económicamente a los países disidentes (o sea, soberanos) y ocultar mediáticamente el bloqueo, así como sus consecuencias, ante la opinión pública mundial. Le ha pasado a Cuba, le ocurrió a Chile y le sucede a Venezuela”.

Sin embargo, en cada caso el bloqueo adquiere expresiones y modalidades particulares. Para el caso de Venezuela podemos distinguir cuatro:

1) bloqueo a través de decretos extraterritoriales

2) bloqueo a través de intermediarios

3) bloqueo mediante agencias de calificación de riesgo y,

4) bloqueo informativo impulsado por las corporaciones mediáticas.

Consecuencias para Venezuela

Al día de hoy, Venezuela no puede hacer uso del Dólar como moneda internacional, ni puede negociar ninguna transacción internacional a través de dicha divisa. Esto implica la imposibilidad de negociar la deuda externa, ya que la mayoría de los contratos de deuda pertenecen a jurisdicción estadounidense.

“Por las sanciones de EE.UU. Venezuela tiene una pérdida real por el valor de 265 millones desde el año 2007 hasta el año 2018, de dólares estamos hablando”, agregan los estudiantes.

Conclusiones

Un bloqueo económico violenta todos los principios del libre mercado que Estados Unidos propone como solución a los problemas económicos de las naciones en desarrollo.

Según los datos que hemos recabado, a Cuba le ha costado 125.000 millones de dólares desde 1960 estar bajo este bloqueo,

Mientras tanto, a Venezuela le ha costado 265 millones desde el año 2007 hasta el año 2018 el hecho de estar bajo el bloqueo económico e Estados Unidos.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: