Rusia lanza comunicado contra Almagro por entrometerse en su relación diplomática con Venezuela.

Rusia condena declaraciones del jefe de la OEA sobre la presencia rusa en Venezuela y acusa a Almagro de divulgar información “falsa” con fines políticos.

A través de un comunicado, la Cancillería rusa ha rechazado este viernes las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sobre la posibilidad de que haya armas nucleares a bordo de los dos bombarderos estratégicos rusos que aterrizaron el lunes en Venezuela para un ejercicio de vuelos operativos realizado conjuntamente por las Fuerzas Aéreas de Caracas y Moscú.

“Es muy lamentable que la dirección de la OEA utilice su estatuto para difundir información falsa e inventada sobre la política de Rusia en la región latinoamericana”, asevera el Ministerio de Exteriores ruso en la nota.

La cartera asegura que el vuelo de los Túpolev Tu-160 rusos a Venezuela no infringe el tratado de Tlatelolco para la desnuclearización de la región y que Moscú acata “de manera cabal y estricta” la prohibición establecida en ese pacto de “emplear armas nucleares o amenazar con su empleo a las partes contratantes”.

Es muy lamentable que la dirección de la OEA utilice su estatuto para difundir información falsa e inventada sobre la política de Rusia en la región latinoamericana”, asevera la Cancillería rusa sobre las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sobre la presencia de bombarderos rusos en Venezuela.

El miércoles, Almagro alertó mediante un comunicado de una posible transgresión por Venezuela del pacto contra las armas nucleares, por albergar Caracas aviones militares rusos.

“Es inaceptable que una estructura regional tan respetable como la OEA haga declaraciones políticas que buscan objetivamente crear un clima de desconfianza entre Rusia y las naciones de América Latina y el Caribe”, subraya la nota de la Diplomacia rusa.

Además, en el texto se denuncia que Almagro perjudica con sus palabras, de manera consciente o no, la cooperación constructiva que Rusia, en calidad de observador permanente, ha ido fomentando con la OEA a lo largo de las últimas décadas en diversos ámbitos. Rusia es uno de los 71 países que tienen la condición de observador en la OEA.

Además del titular de la OEA, la cooperación militar y el despliegue de los aviones rusos ha desatado la ira de EE.UU., cuyo secretario de Estado, Mike Pompeo, arremetió el martes contra el envío de los bombarderos a la República Bolivariana, describiendo las maniobras como “dos Gobiernos corruptos malgastando fondos públicos”.

En respuesta a las afirmaciones de Pompeo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, defendió el derecho soberano de su país a cooperar con otros países en materia de defensa y seguridad, especialmente después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, haya “amenazado públicamente con una intervención militar” en Venezuela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.