Niño se suicida y durante funeral el sacerdote lo condena llamandolo pecador.

Jeff y Linda Hullibarger perdieron a su hijo y lo único que les quedaba era encontrar algo de consuelo en el funeral de su pequeño Maison.

Pero la homilía oficiada por un sacerdote católico les robó ese momento de paz y tranquilidad, un momento que querían fuera una bonita despedida de su niño.

El cura, en lugar de tener buenas palabras, comenzó a dar un discurso sobre lo incorrecto del suicidio y se refirió reiteradamente a que el joven de dieciocho años se quitó la vida.

Los padres y otros miembros de la familia no podían creer las palabras del sacerdote y su falta de respeto.

“Tenemos otros cinco niños. Nadie podía creerlo”, contó Jeff Hullibarger a CNN. “Miré a los demás, y todos tenían la misma expresión en sus caras”.

El padre, herido profundamente por las palabras del sacerdote, intentó intervenir. Con mucha educación se acercó al púlpito y le susurró que pararse, que no siguiese con ese discurso.

No funcionó.

Los Hullibarger perdieron a su hijo el pasado 4 de diciembre, pero en el funeral celebrado el 8 de diciembre, no se dijo nada de lo que los padres acordaron cuando se reunieron con el reverendo Don LaCuesta para definir lo que se diría en la homilía.

“Queríamos que hablara sobre la familia. Queríamos que hablara de amarnos unos a otros, levantarnos unos a otros y ser amables unos con otros. Pero en vez de eso el sacerdote ha usado el funeral de un adolescente para condenar el suicidio”, explicó Linda, la madre.

La Arquidiócesis de Detroit se disculpó con la familia Hullibarger y afirmó en un comunicado que el sacerdote no oficiaría más funerales y además recibiría ayuda para convertirse una figura más compasiva y eficaz en situaciones difíciles.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: