México: Cruzada nacional contra el hambre desvió millones de pesos y fueron depositados en 8 países.

La Secretaría de Desarrollo Social, hoy Secretaría del Bienestar pagó entre 2014 y 2015 más de 955 millones de pesos a Radio y Televisión de Hidalgo (RTVH) para la elaboración de sondeos. Estos tenían como objetivo medir el impacto de los programas sociales y la presentación de spots relacionados a la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Más de 60 millones desaparecieron en 8 países.

Sin embargo, ese dinero no terminó dónde debía de terminar. Cuando menos 66.1 millones de pesos terminaron convertidos en dólares y en cuentas de China, Pakistán, Corea del Sur, Israel, Dinamarca, Bélgica, Ecuador y los Estados Unidos. La ASF presentó el 27 de octubre de 2017 y 23 de octubre de 2018, denuncias ante la Procuraduría General de la República por el desvío de estos recursos.

De acuerdo con la investigación realizada por Milenio y La Silla Rota, la ASF solicitó ayuda a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda para rastrear el destino del dinero al momento que la primera detectó que el dinero se estaba depositando al extranjero a través de cuentas de Monex y CI Banco. Los oficios datan entre 2016 y 2018, fechas en que se presume se hicieron las transferencias. Las solicitudes de la ASF tenían por objetivo saber quiénes eran los beneficiarios de dichos recursos. El Gobierno Federal actual ya le está dando seguimiento al caso.

Durante los periodos en que se hicieron las solicitudes el director de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda era nada más que Alberto Bazbaz, exdirector del CISEN. Durante su paso por la Secretaría de Hacienda, los jefes de Bazbaz fueron Luis Videgaray y José Antonio Meade; dejó la UIF en enero de 2018. Actualmente la Unidad está a cargo del exfiscal de la FEPADE, Santiago Nieto Castillo.

La ASF asegura que el dinero salió del país a través de dos paquetes de convenios entre la SEDESOL y Radio y Televisión de Hidalgo con contrataciones simuladas a decenas de empresas fantasma. Las investigaciones realizadas por Milenio y La Silla Rota hallaron que las operaciones fueron orquestadas por la Dirección de Recursos Materiales y Servicios Generales de la SEDESOL la cual estaba a cargo de Rosario Robles. La Dirección se regía bajo la batuta de Claudia Morones Sánchez.

Morones contaba con experiencia en el rastreo de dinero público pues entre 2008 y 2012 laboró como auditoria de la Dirección Financiera Federal de la ASF en la Ciudad de México. Durante el gobierno de Calderón fue subdirectora de Comunicación Social de la SEDESOL hasta abril de 2013; y a partir del 1 de enero de 2014, laboró en la dirección ya mencionada. Permaneció en el cargo hasta el 30 de septiembre de 2015, un mes después de que Robles dejara el cargo. Posteriormente trabajaría en la misma dirección, pero del Registro Agrario Nacional, encabezada, sí, por Robles a través de la SEDATU.

Así operó el desfalco.

De acuerdo con lo documentado por la ASF, el desvío inició a través de los convenios entre SEDESOL y Radio y Televisión de Hidalgo según, para la elaboración de sondeos de programas sociales y la emisión de spots de la Cruzada. La televisora estatal entonces argumentó no contar con la capacidad para realizar los trabajos y los realizó entonces a través de subcontrataciones a 34 empresas distintas en 2014 y 37 en 2015.

La ASF sin embargo, encontró que los convenios no fueron firmados en las fechas que se mencionaba en los papeles y que los proveedores no realizaron lo que estaba estipulado. Así mismo, se confirmó que el dinero se fue diluyendo a través de subcontrataciones adicionales y transferencias bancarias. Lo anterior se confirmó a través de testimonios de extrabajadores de la televisora en dónde aseguran que fueron obligados a firmar los convenios con la SEDESOL.

El exdirector de la Coordinación Financiera y Planeación de RTVH, Carlos Becerril Vargas dice que el desvío fue planeado desde 2014. Becerril menciona que dos directores de SEDESOL visitaron en dos ocasiones la televisora a cargo de Sergio Islas Olvera. El exdirector asegura que en ese momento fue cuando acordaron con Morones, que ella sería la encargada de los contratos, pagos y seleccionaría los proveedores que la televisora hidalguense contraría.

Un año después de las reuniones con los funcionarios de SEDESOL en 2014, tanto el subdirector de Contenidos, Omar Paz, el subdirector Jurídico, Noe Mohedano Nadillo y el director jurídico, Aldo Martínez, los tres de RTVH, se presentaron en las oficinas centrales de SEDESOL. Estaban ahí bajo órdenes de Sergio Islas.

En la reunión se encontraron con Morones. Las reuniones tuvieron tres objetivos según la SEDESOL: La firma de convenios entre RTVH y SEDESOL por 353 millones 600 mil pesos fechados antes de la reunión. Las fechas indicadas era 17 y 20 de marzo, 6 de mayo y 11 de septiembre de 2014, un año antes. De igual manera querían que se firmaran los convenios con los 34 proveedores que designó la SEDESOL y finalmente que el subdirector de Contenidos, Omar Paz, recibiera materiales audiovisuales que ya estaban elaborados. Supuestamente este material sería el que los proveedores fijados por SEDESOL realizarían, una total simulación.

Posteriormente se celebraría otra reunión, el 27 de mayo de 2015 con los mismos objetivos en mente, sólo que por un segundo paquete de convenios. El monto de dicho paquete era 601 millones 600 mil pesos y estaban fechados también con anterioridad. Eran un total de 36 contratos con 27 proveedores. RTVH también recibiría los materiales ya elaborados. Un esquema similar operó a través del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS) en 2016 a través de 16 de las 27 empresas que participaron con RTVH.

Los trabajos en realidad nunca se hicieron, sin embargo, los 34 proveedores de RTVH recibieron por sus primeros contratos 334 millones 300 mil pesos, es decir, el 94.5% de lo firmado. Los otros 27 proveedores recibieron 567 millones 600 mil pesos, el 94.3%. Los otros 53 millones 400 mil pesos fueron retenidos por Radio y Televisión de Hidalgo a modo de “utilidad”. La ASF calcula el daño al erario de la federación en 955 millones 311 mil pesos, incluyendo la “utilidad” de la televisora estatal.

En el caso de los funcionarios involucrados; Carlos Becerril fue detenido en marzo de 2017 por negociaciones con recursos de procedencia ilícita por un monto de más de 500 millones de pesos. Fue liberado seis días después tras aceptar aportar más pruebas. Sin embargo, no las proporcionó y tuvo que ser reaprehendido en abril de 2018. En el caso de Islas Olvera, fue acusado por el mismo delito, pero por 77 millones de pesos, se le concedió el beneficio de salir en libertad a cambio de pagar el recurso, sin embargo tampoco cumplió y ahora se encuentra prófugo.

Los millones que se fueron al extranjero.

Cabe mencionar que no, el dinero no permaneció en las empresas simuladoras, sino que una parte de él, salió del país, el resto se dispersó entre más empresas fantasma. En el caso de los primeros 334 millones, se dispersaron en otras 10 empresas; los otros 567 millones, en 12 empresas adicionales.

Del primer monto, las empresas Studio Originale Capicci México, Comercializadora HDP y Comercial Merchandise New Rise enviaron 16 millones 500 mil pesos a cuentas en Monex y 9 millones 020 mil pesos a cuentas en CI Banco. Dos empresas más reenviaron los primeros 16 millones, Desarrollo Comercial El Olivo y Servicios Empresariales Helte a cuentas en Dinamarca, Miami, China, Nueva York y un “destino no identificado.” En el caso de los 9 millones restantes, fueron reenviados por Dasismex a cuentas en China, Corea del Sur y Nueva York en los Estados Unidos.

En el caso del segundo, los 567 millones 600 mil pesos de 2015, las empresas Desarrollo Publicitario ADP, Servicios Empresariales Helte, Serviúnicos y Servicios NLMK depositaron a cuentas en Monex el equivalente en dólares a 20 millones 700 mil pesos y fueron luego reenviados por Desarrollo Comercial El Olivo en una primera parte, a cuentas en China, Ecuador, Bélgica, Israel, Corea del Sur y Nueva York. El resto fue depositado a una cuenta en Miami por la empresa Servicios Empresariales Helte.

Adicionalmente, 19 millones 900 mil pesos fueron depositados en dólares a CI Banco a través de las empresas America Highway Electronic Network, Comercializadora Texdenim, Litográfica CCL y Neitor Textil. Este dinero fue posteriormente repartido en cuentas ubicadas en Corea del Sur, China, Pakistán y Nueva York.

De los 35 pagos realizados por RTVH en 2015 a las empresas que movieron el dinero en los bancos, 31 de ellos fueron realizados cuando Robles Berlanga seguía al frente de la dependencia federal, es decir, antes del 27 de agosto de 2015. Incluso, un movimiento por 11 millones 900 mil pesos fue hecho el día de su salida de la dependencia. Otros 45 millones 300 mil pesos fueron pagados ocho días tras su salida el 3 de septiembre de 2015.

La Silla Rota y Milenio intentaron contactar con Rosario Robles, sin embargo, la exfuncionaria dijo no estar en condiciones para referirse al caso. Nadie sabe por el momento, quienes y por qué fueron los beneficiarios del desvío de recursos. En total suman 66 millones 100 mil pesos con destinos en el extranjero. Quedará en manos de Santiago Nieto descubrir qué pasó con ese dinero, quizá lo sepamos, quizá no, todo dependerá de él y la dependencia a su cargo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.