Después de grabar 275 películas porno, actriz se convierte en Pastora Evangélica.

Brittni de la Mora decidió dejar el mundo del porno para convertirse en predicadora.

Después de participar en más de 275 películas XXX y hasta ser nominada como la mejor nueva estrella del 2008, esta mujer, conocida en el ramo como Jenna Presley, encontró la palabra del Señor y decidió poner fin a su carrera en el entretenimiento para adultos.

Todo ello, después de atravesar problemas como el abuso de drogas, la prostitución o varios intentos de suicidio, según confesó en su sitio web.

“Empezó a sacar de su vida a personas que estaban relacionadas a su antigua ocupación y asistió a la iglesia Cornerstone de San Diego, California. Fue allí donde ella entregó totalmente su vida a la causa de Jesucristo”, relata la ex intérprete XXX en su página de internet.

Para 2016 se casó con Richard, un hombre con el que ahora se dedica a predicar y con quien ha escrito libros.

Según medios internacionales, De la Mora gana lo mismo en su faceta como predicadora, entre otras actividades, que cuando se dedicaba a las artes amatorias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: