Bolivia, el país donde los indios nos sentimos orgullosos por nuestra revolución.

Por Adriana Salvatierra / Senadora boliviana.

Vengan para que vean cómo una sociedad promueve la integración, el respeto a las identidades y lucha abiertamente contra la discriminación y el racismo.

Vengan para que vean cómo una mujer “india” puede ser diputada, senadora o presidenta. Y aquí, en Bolivia, es respetada y su voz se escucha.

Vengan! Por favor! Para que aprendan cómo el Estado tiene por ley el compromiso de respetar los territorios y no los asfixia con pobreza para promover los sembradíos transgénicos de 5 familias.

Vengan. Conocerán un pueblo que valora sus orígenes y su historia, un pueblo que desprecia la explotación y la opresión. Acá aprenderán lo que es la verdadera autoestima de un pueblo que no esconde sus colores.

Pero tráigannos a ese diputado.

Para que recorra los territorios indígenas y vea también cómo luchan todos los días en la ciudades por mantener su cultura y avanzar junto al país. Si lo traen, le enseñaremos cómo los indios gobiernan, no para una clase, para un grupo de familias, sino para todo un país.

Tráiganlo para que las “indias” le enseñemos su propia historia, tráiganlo para que vea cómo un país de “indios”, da lecciones de humanidad, humildad, honestidad y sacrificio. Eso somos las bolivianas y los bolivianos, y nos sentimos orgullosos.

*Tomado de su perfil de facebook personal*

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.