Viene la DEA: Confesiones de Tony Hernández salpicarían a otros personajes políticos Hondureños.

Honduras-La Fiscalía de Estados Unidos revelaría en los próximos días las confesiones del exdiputado Juan “Tony” Hernández Alvarado, hermano del actual dictador de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, luego de su captura el pasado 23 de noviembre de 2018 en Miami, Florida.

Estas confesiones pondrían en jaque a otros personajes de la política Hondureña muy importantes dentro del Partido Nacional quienes han sido señalados por sus nexos con el tráfico de drogas hacía los Estados Unidos.

Los nombres que suenan por los pasillos son, el mismo hermano de Tony, Juan Orlando Hernández, quien posee varías fotos públicas con personajes ligados al trafico de drogas. 

Los nombre de Oscar Alvarez y Armando Calidonio también suenan desde hace varios días, pero todos estos nombres se confirmarán hasta conocer las confesiones de Tony Hernández.

Armando Calidonio:

Otro de los nombres que se resuena es el de Julian Pacheco, Secretario de Seguridad y ligado al crimen organizado y el narcotráfico por los medios de comunicación internacionales hace unos meses.

Según trascendió, la razón de los alegatos presentados por la Fiscalía ante de la Corte de Nueva York era para que el juez que conoce el caso del ex congresista hondureño le negara defenderse en libertad como su defensa lo solicitó; y así ocurrió, Hernández continuará preso.

Oscar Alvarez:

En uno de los alegatos de la Fiscalía se indica que en octubre del 2016, cuando Tony Hernández se reunió con autoridades del Gobierno de Estados Unidos y de la DEA, dijo que jamás se había reunido con el jefe de “Los Cachiros”, Devis Leonel Rivera Maradiaga, aun cuando le mostraron fotos en las que él está presente en una reunión. Además, que nunca dio asistencia a un narcotraficante y que jamás aceptaría dinero proveniente del ilícito.

Pero según la Fiscalía, luego de su captura en el aeropuerto internacional de Miami, Tony admitió sus pláticas sobre el tráfico de drogas con varios individuos que él sabía eran narcotraficantes. Entre ellos, al menos uno de los seis testigos que declararán en contra de él.

Según la Fiscalía, era del conocimiento de Juan Antonio Hernández que el ahora testigo cooperante transportaba cocaía por tierras hondureñas. También que lo hacía escondiéndola en carretas de ganado para que así los perros entrenados no consiguieran detectarla. Por otro lado, la Fiscalía asegura que Tony aceptó regalos de uno de los testigos y otros narcotraficantes. Entre ellos, un reloj caro y dos armas de fuego.

Los delitos imputados a Tony son:

Conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos.

Conspirar para usar ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la importación de cocaína.

Uso y posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos.

Hacer declaraciones falsas a agentes federales.

En las últimas horas se conoció que la condena mínima que darían a Tony si lo declaran culpable es de 40 años de prisión. Mientras que la máxima son tres cadenas perpetuas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.