Vendió un riñón para comprar un iphone, y ahora está postrado en una cama.

Jamás pensó en las graves consecuencias que tendría al tomar esa decisión
Cámara súper bonita, diseño increíble y funcionalidad adictiva son solo algunas de las características que, hoy en día, tienen los celulares. Sin embargo, no todas las personas quieren un smartphone que les ayude en sus tareas diarias, ya que algunos simplemente quieren el teléfono de moda y son capaces de hacer cualquier cosa para conseguirlo.

Tal es el caso que ocurrió en 2011, cuando Xiao Wang, quien en ese entonces tenía diecisiete años de edad, no contaba con el suficiente dinero para comprarse un iPhone. Por esta razón decidió vender uno de sus riñones, sin imaginar los problemas que tendría en el futuro.

El joven obtuvo 3 mil 500 dólares, poco más de 66 mil pesos mexicanos, dinero con el que, finalmente, pudo comprar el celular con el que siempre soñó.

Ahora, en 2019, Wang pasa sus días postrado en una cama, pues después de la operación su salud se deterioró gravemente.

Los médicos aseguraron que debido a la extracción del órgano, el joven comenzó a sufrir de insuficiencia renal. Lamentablemente, deberá pasar el resto de sus días conectado a una máquina de diálisis.

Para comprar el iPhone, Wang buscó en internet a alguien que quisiera un riñón. Cuando finalmente lo vendió, el otro comenzó a fallarle.

Las personas involucradas en extracción, venta e intermediarios fueron localizadas y sentenciadas a cinco años de prisión.

Hasta el momento, la familia del chico no ha emitido declaración alguna sobre la venta, solo explicaron que ‘esperan que Dios se apiade de él’.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: