El Cartel del Chapo Guzmán obtenía armas gracias a militares de Honduras.

Uno de los testigo en el juicio de El Chapo Guzmán, el colombiano Alex Cifuentes, dijo ayer durante el interrogatorio que contactos militares en Honduras sirvieron para suplir de armas al Cártel de Sinaloa.

Keegan Hamilton, periodista que cubre y sigue el juicio de El Chapo en Nueva York, anfitrión del podcast de Vice News “Chapo”, tuiteó sobre la declaración de Cifuentes en la que menciona a contactos militares hondureños.

“Alex también detalló las muchas maneras en que Chapo movería el dinero de las drogas fuera de los Estados Unidos. Usaron tarjetas de débito prepagas cargadas con $ 9,900, que serían retiradas en Ecuador. Tenían una compañía de seguros que ayudaría a lavar el dinero. Y utilizaron transferencias bancarias con bancos chinos”, se lee en la cuenta de Twitter de Keegan Hamilton.

VÍNCULOS CON CONTACTOS MILITARES EN HONDURAS Y ECUADOR

Hamilton, tuiteó que una de las declaraciones durante el testimonio de Cifuentes incluye la ayuda de los contactos militares que tenía el cartel en Honduras y Ecuador.

Rifles de asalto, RPG7, explosivos C4 y lanzagranadas, forman parte de las armas que estos contactos militares suplían al Chapo Guzmán, según Alex Cifuentes.

“Hasta hoy parecía que todas las armas utilizadas por el cartel venían de los EE. UU., Pero Alex describió cómo adquirieron armas pesadas de los contactos militares en Ecuador y Honduras, incluidos los RPG 7, los explosivos C4, los rifles de asalto y los lanzadores de granadas MGL de 30 mm, similares a éste.”.

Keegan Hamilton es el editor de EE. UU. En VICE News, donde cubre la política de drogas, la justicia penal y la inmigración. Él es el anfitrión del podcast Chapo: Kingpin on Trial, y su trabajo como productor de VICE News Tonight en HBO fue nominado a un premio Emmy 2017.

Ha contribuido a The Atlantic, BuzzFeed News, The Village Voice y The Guardian, y otras publicaciones. Estudió periodismo y literatura comparada en la Universidad de Washington y comenzó su carrera en Seattle Weekly y The Riverfront Times en St. Louis.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: