La agencia Reuters confirmó que un grupo de militares “privados” rusos llegaron a Venezuela hace pocos días luego de que la oposición venezolana financiada por Estados Unidos presentara a Guaidó como presidente usurpador en aquel país.

Una fuente cercana al grupo de los militares rusos comentó que ellos vinieron a colaborar con la seguridad del presidente, sin embargo mencionó que existe un contingente activo.

Aunque aún se desconoce cuándo fue la llegada de los militares a la nación, estos prometieron estar esta semana al lado de Maduro para protegerlo, esto luego que el líder opositor Guaidó se autoproclamará como presidente interino de Venezuela y quien ahora cuenta con el reconocimiento de varios países.

Yevgeny Shabayev, un líder perteneciente a un grupo local paramilitar de cosacos con lazos contratistas militares rusos, aseveró que en estos momentos se deben de encontrar al menos 400 efectivos rusos en ese país, sin embargo otros reiteran que son grupos pequeños.

Tanto el Ministro de la Defensa Rusa, y el Ministro de Información venezolano, dieron respuestas sobre este hecho. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, puntualizó: “No disponemos de esa información”.

Se dice que estos efectivos militares contratados pertenecen a una agrupación denominada Wagner, quienes en una oportunidad combatieron de manera clandestina y en apoyo a las fuerzas armadas rusas en Siria y Ucrania.

De igual manera Shabayev mencionó que estos mercenarios viajaron en dos vuelos comerciales regulares con salida desde La Habana (Cuba). Es importante resaltar que el gobierno cubano ha mantenido su alianza con el gobierno actual venezolano desde hace dos décadas.

“Nuestra gente se encuentra en Venezuela, velando por su protección” afirmó

La labor de los contratistas en Venezuela es proteger a Maduro de cualquier intento de arresto por parte de simpatizantes de la oposición en sus propias fuerzas de seguridad, señaló Shabayev.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.