Hungría levanta su voz y acusa a Estados Unidos de ser hipócritas.

Pompeo está realizando una gira de cinco días de duración por el este de Europa buscando “compensar” el tiempo que EE.UU. desatendió a los países de la región, algo que, según afirmó, “hizo que estos llenaran el vacío con personas que no compartían los valores” estadounidenses .

Su primera parada fue en Hungría, un país que no recibía la visita de un secretario de Estado de EE.UU. desde 2011 y que, según Washington, se ha inclinado peligrosamente hacia Moscú y Pekín.

“El mundo no se convertirá en un lugar mejor si algunos países se dedican a intervenir en los asuntos políticos internos de otros”. Canciller húngaro, Peter Szijjarto

“No podemos permitir que Putin abra una brecha entre los amigos de la OTAN. Los húngaros saben muy bien por su historia que una Rusia autoritaria nunca será amiga de la libertad y de la soberanía de las naciones más pequeñas”, dijo Pompeo en una rueda de prensa con el canciller húngaro, Peter Szijjarto.

El alto funcionario estadounidense no solo tuvo palabras para el Kremlin, sino que también advirtió a su homólogo sobre los peligros de trabajar con China, señalando que “los apretones de manos con Pekín vienen con unas cuerdas que dejarán a Hungría endeudada económica y políticamente”.

Szijjarto, por su parte, esgrimió que “el mundo no se convertirá en un lugar mejor si algunos países se dedican aintervenir en los asuntos políticos internos de otros”. El canciller insistió en que Budapest puede tener relaciones transparentes con Moscú, Pekín y Occidente, y tildó de “enorme hipocresía” que Hungría esté siendo señalada por sus lazos con Rusia.

“Mientras que en la superficie hay críticas, por debajo se hacen tratos entre Europea occidental y Rusia por miles de millones de euros”, indicó el canciller húngaro.

El viaje de Pompeo está teniendo lugar después de que Washington suspendiera el Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés), un paso que podría conllevar una nueva carrera armamentista y aumenta la posibilidad de un enfrentamiento entre Washington y Moscú en Europa, a costa de los Estados europeos.

Asimismo, Pompeo está tratando de desalentar la cooperación de los países europeos con el gigante de telecomunicaciones chino Huawei, particularmente en el desarrollo de sus redes 5G.

“No podemos dejar que nos desinformen”

El analista político Javier Martínez opinó en declaraciones a RT que esta gira por el este de Europa está diseñada para imponer la agenda del Gobierno estadounidense, que “quiere seguir manteniendo la unilateralidad, la arbitrariedad, la injerencia permanente y la violación de los derechos humanos y del derecho internacional, [es] una Administración que no soporta la libre competencia entre distintos Estados”.

Martínez señala que, igual que Irán, acusado ya de desestabilizar el planeta, Rusia y China son competidores a los que EE.UU. no admite.

El analista instó a que los europeos no se dejen desinformar ni permitan que les hagan creer que “el mal está a un lado y el bien viene de las manos de las Administraciones de EE.UU.”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: