ONGs: En la República Democrática del Congo obligan a mujeres a pagar con sexo vacunas contra el ébola.

En el país han fallecido 505 personas a causa de la enfermedad en los últimos 6 meses.

Varias ONGs, que están trabajando en la República Democrática del Congo (RDC) para detener la propagación del actual brote de ébola, denunciaron casos de mujeres obligadas a prestar servicios sexuales a cambio de obtener la vacuna contra la enfermedad, recoge The Guardian, refiriéndose a información presentada en una reunión del grupo de trabajo nacional en la ciudad de Beni.

Además, la ONG Comité Internacional de Rescate (IRC, según sus siglas en inglés) reporta que las mujeres en la región también afrontan casos de violencia y denuncia el fracaso de impedir la propagación de la enfermedad. Sin embargo, la organización precisa que la información al respecto se basa en conclusiones preliminares, que aún deben ser revisadas «para garantizar que mujeres y menores sean protegidas».

Un médico sostiene a un bebé sospechoso de estar infectado con ébola en un hospital de Oicha, provincia de Kivu Norte, RDC, el 6 de diciembre de 2018Brote actual de ébola en la República Democrática del Congo iguala al peor de su historia
«Esta región de la RDC tiene un largo historial de violencia sexual y explotación de mujeres y chicas», indicó, a su vez, Trina Helderman, asesora principal en salud y nutrición de la ONG Medair. En su opinión, «actores humanitarios» debían tomar medidas de seguridad para impedir los casos en cuestión.

El 1 de agosto el Ministerio de Salud congoleño anunció un nuevo brote de ébola en la provincia de Kivu del Norte, en la República Democrática del Congo. En los últimos seis meses se han registrado 806 casos de la enfermedad —745 confirmados y 61 probables—, de los cuales 505 han terminado en fallecimientos, según ha comunicado el Ministerio de Salud de ese país.

Esta amenaza, el segundo brote de ébola más grande de la historia después de la epidemia del 2014, que comenzó en Guinea Conakri, podría llegar hasta Uganda junto con refugiados de la RDC que cruzan a diario la frontera entre ambos países.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.