Guaidó fracasó, ahora ni sabe como regresar a Venezuela ya que la frontera está cerrada.

El intento infructuoso de suministrar el cargamento humanitario a Venezuela fue una victoria del presidente Nicolás Maduro. A su vez, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, se desacreditó a sí mismo, según asegura el experto de la Academia de Economía y Administración Pública de Rusia, Alexandr Chichin.

La oposición venezolana anunció que ingresarían por la frontera los cargamentos con alimentos y medicamentos donados por EEUU y otros países, los cuales fueron tildados por Maduro como «migajas» y de «un show para justificar una intervención en el país».

El 23 de febrero, durante el suministro de donaciones se reportaron situaciones irregulares en los puentes Francisco de Paula Santander y Simón Bolívar, fronterizos con Colombia.

Como consecuencia, algunos de los camiones procedentes de Colombia fueron quemados y centenares de personas resultaron heridas tras el enfrentamiento en la zona fronteriza.

«Maduro cambió drásticamente la situación con la caravana humanitaria. Guaidó no pudo hacer nada. Más que eso, ahora ni siquiera se entiende cómo va a volver de Colombia, puesto que Caracas rompió las relaciones diplomáticas con este país», explicó a Sputnik Alexandr Chichin.

El experto constató que Maduro triunfó y que «el intento de EEUU de aplastar a Venezuela» se enfrentó con una crisis.

El interlocutor de la agencia agregó que Guaidó «no tiene ninguna oportunidad, ya que no recibió apoyo de los propios venezolanos». A este respecto, el experto se refirió al concierto Venezuela Aid Live, organizado en cercanías del puente internacional de Tienditas.

«En realidad, en la parte colombiana no asistieron decenas de miles de personas, sino 20.000 como máximo», indicó el especialista.

Chichin indicó que el suministro de ayuda humanitaria habría podido ser una operación devastadora para Maduro. No obstante, como el pueblo venezolano no respaldó la iniciativa, esta ya puede considerarse como fracasada.

Al tratar de las perspectivas de la solución del problema venezolano, el experto constató que algún país de la región —por ejemplo, México— podría actuar como mediador y ayudar a resolver la crisis.

Al mismo tiempo, el analista reconoció que la situación debe ponerse más tranquila, ya que ahora propio el convoy humanitario todavía permanece en la zona fronteriza.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, Guaidó se autoproclamó «presidente encargado» de Venezuela, apelando a un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, a los que se sumaron unos 50 países. Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Con información de: Sputnik Mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.