Irán vence y humilla a EEUU bloqueando la hegemonía del dólar.

El presidente del Banco Central de Irán dice que el país está eliminando el dólar de su comercio exterior para hacer fracasar las sanciones de EE.UU.

Abdolnaser Hemati ha asegurado este jueves que Irán está superando las sanciones impuestas por Estados Unidos, ya que la estructura comercial del país persa evoluciona con la eliminación de dólar.

“La eliminación del dólar estadounidense de las transacciones regionales e internacionales de Irán con otros países es el resultado de la nueva estrategia comercial”, ha indicado.

Tras hacer alusión a los acuerdos de cooperación alcanzados con las autoridades iraquíes durante el viaje de tres días de Rohani a Irak, Hemati ha dicho que la tendencia de la interacción económica entre la República Islámica y sus vecinos, incluyendo Irak, Turquía, Azerbaiyán y Afganistán, ha promovido la transacción de artículos y servicios de exportación y ha ampliado los destinos comerciales del país persa.

“El fracaso de la política de sanciones de Estados Unidos se está materializando y sus resultados están surgiendo en la forma de un cambio en la estructura comercial de Irán”, ha destacado.

En este sentido, Hemati ha señalado que para superar las restricciones impuestas por EE.UU. en las transacciones financieras de Irán con Irak, el Gobierno iraní ha estado manejando intercambios comerciales con Bagdad a través de un sistema de pago especial.

Irán ha adoptado la política de la eliminación del dólar estadounidense de las transacciones comerciales que mantiene con países como Rusia, Turquía e Irak al sustituirlo con sus propias monedas nacionales.

En la primera visita oficial de Rohani a Irak que concluyó el miércoles, además de suscribir importantes acuerdos de cooperación con las autoridades iraquíes, se abogó por el uso de las respectivas monedas nacionales para facilitar las relaciones bancarias.

Desde que Estados Unidos abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) e impuso sanciones económicas contra Teherán, ha presionado a otros países, entre ellos a Irak, para que le secundara, en vano, en sus políticas antiraníes.

La República Islámica, por su parte, se propone frustrar las sanciones de EE.UU. y ha constatado que muchos países han ratificado ya su disposición a seguir negociando con Teherán, pese a los embargos norteamericanos.

Con información de hispantv.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.