Siria, Irán e Irak se unen en una superalianza contra sus enemigos.

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, ha asegurado que las relaciones de su país con Irán e Irak se han fortalecido a través de la lucha contra el terrorismo.

“La relación que une a Siria con Irán e Irak es sólida y se ha reforzado en el periodo de la guerra, ya que la sangre de las fuerzas armadas sirias, iraníes e iraquíes se mezclaron en la batalla contra el terrorismo”, ha indicado Bashar al-Asad.

En una reunión mantenida este lunes con los jefes del Estado Mayor de Irán e Irak, el general de división Mohamad Hosein Baqeri y el teniente general Othman al-Ghanmi, respectivamente, el mandatario sirio ha resaltado el papel importante de Teherán y Bagdad en la lucha contra los terroristas en Siria.

La cita de Al-Asad y los altos cargos militares de Irán e Irak ha tenido como eje los recientes avances del Ejército sirio en el campo de batalla contra los grupos extremistas, así como la coordinación entre las fuerzas armadas de los tres países vecinos para asegurar la región, según informa la agencia oficial siria de noticias SANA.

Por su parte, el general Baqeri ha destacado que defender a Siria es como defender a Irak e Irán, ya que el fenómeno del terrorismo representa una amenaza común contra todos los países de la región. “Esto requiere de la cooperación de Estados y pueblos de la región para que coordinen sus esfuerzos sobre el combate al terrorismo”, ha dicho el alto mando iraní.

Al-Ghanmi, a su vez, ha asegurado que Bagdad continuará luchando contra los grupos terroristas a lo largo de las fronteras sirio-iraquíes y aumentará sus cooperaciones con las fuerzas armadas sirias hasta eliminar a todos los elementos extremistas de la región.

A EEUU le aterroriza la nueva amistad entre Irán e Irak.

Antes de la reunión con Al-Asad, las delegaciones militares de Irán, Irak y Siria han sostenido una cumbre tripartita en Damasco con el objetivo de abordar diversos asuntos, en particular la presencia ilegítima de fuerzas extranjeras, la lucha contra el terrorismo y la apertura de los cruces fronterizos entre Irak y Siria.

Tras más de ocho años de conflicto, el Ejército de Damasco ha podido arrebatar a los terroristas la mayor parte del territorio, gracias, en gran medida, al respaldo de los asesores militares iraníes, Rusia y los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

con información de hispantv.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.