La historia de la mujer que dejó el cine para adultos para convertirse en predicadora.

Brittni de la Mora decidió dejar el mundo del porno para convertirse en predicadora.

brittinidelamorasite_si4918222484826028578.jpg

Después de participar en más de 275 películas XXX y hasta ser nominada como la mejor nueva estrella del 2008, esta mujer, conocida en el ramo como Jenna Presley, encontró la palabra del Señor y decidió poner fin a su carrera en el entretenimiento para adultos.

Todo ello, después de atravesar problemas como el abuso de drogas, la prostitución o varios intentos de suicidio, según confesó en su sitio web.

“Empezó a sacar de su vida a personas que estaban relacionadas a su antigua ocupación y asistió a la iglesia Cornerstone de San Diego, California. Fue allí donde ella entregó totalmente su vida a la causa de Jesucristo”, relata la ex intérprete XXX en su página de internet.

Para 2016 se casó con Richard, un hombre con el que ahora se dedica a predicar y con quien ha escrito libros.

Según medios internacionales, De la Mora gana lo mismo en su faceta como predicadora, entre otras actividades, que cuando se dedicaba a las artes amatorias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.