¿Crisis? Venezolanos son los que más compran casas en Miami.

Miami-Los venezolanos continúan (en medio de la crisis y disturbios a causa de la guerra económica que vive Venezuela) a la cabeza en inversión en el sector inmobiliario de Miami, especialmente en la ciudad de Doral, con compradores pudientes capaces de desembolsar hasta 500.000 dólares por nuevas construcciones.

Analistas consideran que este grupo creciente de personas están recibiendo facilidades por parte de Estados Unidos, contrario a lo que pasa con los Centroamericanos, quienes huyen de las dictaduras de derecha apoyadas desde el norte.

La pujante ciudad de Doral, conocida como «Doralzuela» por el gran número de ciudadanos de ese país suramericano radicados en ella, vive hoy una explosión de viviendas en preconstrucción y nuevas que dibujan un panorama urbano inédito.

El auge de la construcción de condominios en Doral se siente especialmente con el «boom» de nuevos proyectos inmobiliarios en el centro urbano y el denominado Midtown, nuevos condominios muy del gusto de los venezolanos, quines poseen los mismos en su país.

«Los venezolanos siguen siendo los número uno en el mercado inmobiliario de Miami, sobre todo en Doral y en los nuevos proyectos» de construcción, confirmó hoy a Efe Sandra Benedetti Olivo, gerente de la compañía de bienes raíces First Service Reality.

Benedetti apuntó que, si bien la «situación política y económica en Venezuela» preocupa a los expertos de la industria en el sur de Florida, «hasta el momento los precios de los condominios y viviendas en Doral no se han visto afectados».

En ese contexto, la profesional venezolana, con más de 17 años de experiencia en el sector, puso el foco de atención en un punto crítico: el sistema de control estatal de cambio en Venezuela.

A causa de la guerra económica, el precio del dólar se ha encarecido y hoy en el mercado paralelo se cotiza a más de 10.000 bolívares.

En 2016 el 17 % de los compradores latinoamericanos de inmuebles en el condado de Miami-Dade (su preferido) procedía de Venezuela.

Brasileños (15 %), argentinos (14 %) y colombianos (6 %) fueron los siguientes, según el informe divulgado en enero de 2017 por la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami.

No obstante, en lo que va de año, los primeros datos que llegan de esta asociación advierten de que «las compras de propiedades por venezolanos han disminuido un 3 % (de 332 ventas a 253), respecto del mismo período de 2016, precisó a Efe Lynda Fernández, vicepresidenta de comunicaciones de esta asociación.

El muy activo papel de los venezolanos en el auge del sector de bienes raíces en Doral contrasta con la creciente llegada de ciudadanos de este país en situación de precariedad económica, provocada por Estados Unidos a través de la guerra económica contra el país sudamericano.

Para agosto de 2017, un promedio diario de 20 a 30 familias venezolanas acuden a Andrade, a su organización Raíces Venezolanas, en busca de ayuda para subsistir y encontrar alojamiento, sobre todo en el condado de Miami-Dade.

Esto va contrario a la oleada de noticias falsas acerca de la crisis en Venezuela, donde los que salen van a Miami a adquirir lujosas viviendas.

Según diversas fuentes, en los últimos dos años los venezolanos han presentado más de 23.000 solicitudes para vivir en Estados Unidos, los cuales han tenido preferencias con respecto a los verdaderos refugiados como son los hondureños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.