Colegio enseña a alumnos varones labores domésticas para combatir la desigualdad de género.

El Colegio Montecastelo de España enseña a sus alumnos bajo el lema “La igualdad se aprende con hechos”.

El Colegio Montecastelo de la ciudad de Vigo, España, se adaptó a los nuevos cambios que está trayendo esta ola feminista y se unió al fomento de la igualdad de género. Por ello, decidieron enseñarles a sus alumnos varones que las tareas domésticas no pertenecen exclusivamente a las mujeres.

43603082_1987098778015282_7296069363298205696_o2833639913452189388.jpg
FOTO: COLEGIO MONTECASTELO (FACEBOOK)

Las autoridades decidieron incorporar para sus estudiantes clases extraprogramáticas de “home skills”, en castellano “tareas del hogar”, que incluyen entre otras cosas, técnicas de planchado de camisas, cocinar y coser.

«Padres y profesores se encargan de ello, siendo un auténtico reto para los alumnos que, de repente, se las tienen que ver con una plancha y sus diferentes ajustes según el tipo de ropa, entre fogones con un mandilón atado a su cintura, o poniendo prendas de vestir a remojo para realizar un lavado a mano, entre otras muchas», explicaron en un comunicado oficial en su página de Facebook.

Gabriel Bravo, el coordinar de estas actividades, contó a medios locales que la igualdad se aprende con hechos: «Nos parecía muy útil que nuestros alumnos aprendiesen a realizar estas tareas para que cuando algún día formen una familia se impliquen desde el principio y sepan que una casa es cosa de dos, que no es cuestión de la mujer limpiar, poner el lavavajillas y planchar. Esto permitirá que vayan tomando conciencia y sabrán manejarse en el hogar».

45216829_2019622124762947_2068801277361389568_o1170065127488742130.jpg
FOTO: COLEGIO MONTECASTELO (FACEBOOK)

Las clases son impartidas, según la descripción en la página web del colegio profesores y padres del colegio, y han tenido una muy buena aceptación entre los alumnos. «Tenían cierta reticencia, pero se lo tomaron con una actitud positiva. Fue divertido e instructivo a la vez. Estamos bastante sorprendidos y los padres muy contentos», concluyó el docente a cargo.dijo Bravo.

La idea, según el portal San Juan 8, es que luego de aprender a planchar, los estudiantes que asisten a los talleres -que ahora están limitados a solo un nivel- aprendan a pegar botones, cocinar y hacer actividades que son asociadas mayoritariamente con tareas femeninas.

Con información de www.elclarin.com 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.