Gobierno de AMLO reduce el precio de la gasolina hasta 16 pesos el litro

Han pasado ya meses desde que la gasolina pasó a ser un tema de estado. Los hidrocarburos en el país fueron vigilados por el gobierno mexicano para evitar saqueos, pero también sobreprecios. Desde que López Obrador llegó a la silla presidencial, el rescate al sector petrolero también se enfocó en criticar los altos precios de la gasolina. A pesar de los rescates del ejecutivo, la gasolina no ha bajado de precio.

Con precios de hasta 21 pesos por litro, el tabasqueño se lanzó contra las gasolineras. Asegura que no hay demasiados esfuerzos por parte de los empresarios detrás para impulsar el resctate petrolero que encabeza el gobierno federal. Como amenaza directa, aseguró que si no se regulaban los precios en los que vendían los combustibles se daría la orden de abrir gasolineras del gobierno.

Todo esto después de anunciar el precio en el que Pemex vende la gasolina a las estaciones de servicio. Son 16 pesos por litro, dijo, asegurando que no hay manera de defender el alta de precios general que mantiene la gasolina nacional. Lo cierto es que los precios de venta actuales varían entre 19 y 21 pesos en varios estados del país. No olvidemos que en algunas ciudades al norte del país el precio es mucho menor.

El presidente aseguró que es un abuso elevar hasta 4 pesos por litro en cada transacción. Desde que arrancó el rescate a Pemex y la lucha contra el huachicoleo, la intención del ejecutivo ha sido no elevar el precio de los combustibles en un país ya sumido en crisis financiera y en constantes gasolinazos (una tradición prácticamente anual en tiempos de Peña Nieto). Es por eso que el tabasqueño solicita a los empresarios gasolineros bajar precios.

“Nosotros estamos respetando que no aumente el precio, pero el que la distribuye, no todos, están abusando. Se les entrega a 16 pesos y están vendiendo a 19 y 20 pesos. Están quedándose con un margen de utilidad mayor a lo de antes. Están abusando”, cuenta, asegurando que la tendencia del precio de gasolina en México debería ir a la baja gracias a los estímulos fiscales que el gobierno mete al combustible y a la tendencia por rescatar la petrolera nacional.

La presión del gobierno ha llegado al punto de publicar los nombres de las gasolineras que más se niegan a respetar precios competitivos. Además, se anunció que a pesar de la presencia de empresas extranjeras dedicadas a la venta de combustible, no ha sido suficiente para ofrecer precios más competitivos. Por lo tanto, la idea de gasolineras completamente dependientes del estado podrían dar la gasolina a precios más cercanos a los 16 pesos iniciales.

Lo cierto es que si la gasolina llega a venderse a 17 o 18 pesos es suficiente para que se dé un giro drástico en la venta local de combustible. El gobierno obradorista ha invertido fuerte en el tema petrolero y asegura que los empresarios gasolineros deberían alinearse a este rescato y no a elevar precios en conjunto para sacar ventaja de las necesidades de los mexicanos. Recordemos que una vez controlado el tema del huachicoleo, el siguiente paso era la inevitable defensa del precio del combustible.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: