López Obrador «desobedece» y no censura a Huawei como lo ha ordenado USA.

Se trata de una pelea entre dos de las naciones más poderosas del mundo por acaparar la guerra telefónica. Estados Unidos se ha lanzado enteramente por perseguir a la empresa china Huawei, alegando prácticas de espionaje y otras trampas empresariales para imponer sus teléfonos en el planeta. La disputa ha terminado con una jefa de la empresa china detenida en Canadá.

Para impedir el avance de esta empresa fabricante de teléfonos celulares, el gobierno de Estados Unidos ha exigido a varias naciones que le resten poder o participación a Huawei. Todo esto embona con la caída en precios de marcas de teléfonos estadounidenses como Apple. La orden de negar apertura con la gran empresa china ha llegado a México, pero el gobierno obradorista no ha atendido los reclamos de Donald Trump y no piensa obedecer.

Buenas ventas en México

Huawei ha colocado en México sus mejores modelos a precios aceptables para la cartera nacional. Todo esto con convenios de venta y distribución a través de Telcel, su principal aliado en el país. Con esto queda claro que la tecnología del gigante chino tiene fuerte presencia en territorio mexicano y que las advertencias de Estados Unidos no tienen peso en el complicado tema de la competencia por telefonía.

Esta orden para censurar a la empresa china embona directamente con la llegada de la tecnología 5G. En México ya se alista una arribazón fuerte de esta tecnología, en la que Huawei tendría participación plena en nuestro país. Recordemos que el público mexicano prefiere comprar teléfonos a empresas del continente asiático (Huawei, Xiaomi, Samsung, entre otras), mientras que las ventas de Apple y sus iPhones han caído en el trimestre.

México ha realizado acuerdos con la empresa de tecnología china para el abastecimiento de hardware, con motivos de una red compartida a nivel nacional. El problema con esta empresa asiática, asegura Estados Unidos, es que hay graves daños a la ciberseguridad de las naciones que realizan alianzas con ellos. Para el gobierno mexicano y otras naciones, no hay evidencia de esto.

El mundo tampoco escucha

Las cosas se complicaron cuando Estados Unidos decidió vetar de sus redes de alta velocidad a Huawei, alegando que se trata de una empresa poco confiable. Se le unieron en la protesta naciones de peso como Japón y Australia, pero el resto del mundo no acató la orden realmente.

En la unión europea se analiza aún si los dispositivos de Huaweicontienen alguna alteración para espiar a sus usuarios, una historia que Estados Unidos sostiene cada que se habla de la empresa china.

Lo cierto es que en México la venta y distribución de equipos Huawei avanza de manera acelerada. Se trata de toda una gama de celulares de bajo costo que están seduciendo al público mexicano que atraviesa una crisis salarial y que no puede costear tan fácilmente los caros modelos estadounidenses (ensamblados en el continente asiático). Huawei anunció en 2017 que el mercado mexicano es uno de los más importantes para el titán asiático.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.