Además de reducir los niveles de estrés el café actúa como un antidepresivo natural, ya que al consumirlo segregamos serotonina, dopamina y noradrenalina que nos aportan bienestar

Café. Ese tónico reconfortante de las mañanas, ese olor embriagador que nos envuelve y encandila… ¿a quién no le gusta una buena taza de café después de las comidas o en el desayuno? A todos nos encanta, pero seguro que tienes muchas dudas sobre si es saludable y cuántas tazas puedes tomar al día. Te lo explicamos.

Algunas razones por las que el café es saludable

El café contiene muchos antioxidantes
Es todo un tesoro de antioxidantes, además es rico en potasio, magnesio, manganeso, cromo, prebióticos, vitaminas y tocoferoles… La verdad es que resulta curioso lo que un estudio realizado en EEUU, nos indicó hace unos años: la mayoría de nosotros obtenemos la mayoría de antioxidantes del café antes que de las frutas y las verduras, ya que en genera, solemos consumir más café que fruta.

El café puede ayudarnos a reducir el estrés
Tal vez este dato te llame la atención. Pero una investigación realizada en la Universidad nacional de Seúl nos indica que tomar café altera las proteínas en el cerebro reduciendo los niveles de estrés. Pero con cuidado: solo si tomamos una o dos tazas al día. Si tomamos más, el efecto será el contrario.

El café disminuye los síntomas de la Enfermedad de Parkinson
Seguro que ya habías oído esta información. Este dato se obtuvo a partir de un estudio realizado en 2012 publicado en la revista Science Daily. Resulta alentador saber que las personas que consumen habitualmente cafeína, son menos propensas a tener mal de parkinson. Es más, incluso a las personas que ya lo padecen les ayuda a controlar un poco más los movimientos.

El café es bueno para el hígado
El café es un gran aliado de nuestro hígado, lo cuida y lo protege, librándonos por ejemplo del temido hígado graso e incluso la cirrosis. Todo esto se debe a una mezcla de muchas sustancias químicas que actúan como protectoras: carbohidratos, lípidos, aminoácidos, vitaminas, minerales, alcaloides y otros componentes bioactivos como la cafeína, los diterpenos y el ácido clorogénico… todos estos elementos son grandes protectores del hígado.

El café nos eleva el ánimo
No, no es una tontería. Esta bebida oscura y agradable actúa como un antidepresivo natural gracias a su producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina. Nada mejor para empezar el día.

Lo primero que debemos saber es que el café sienta de diferente forma a cada persona. Hay a quién le desvela por la noche, a otros no les altera el sueño, a otros les produce acidez… así pues, queda claro que seremos nosotros mismos quienes haremos una primera valoración sobre cómo nos sienta. Pero, por regla general, se recomienda no pasar de las tres tazas al día.

Según varios expertos y especialistas médicos y nutricionistas, lo más recomendable es que el consumo máximo de cafeína que se puede tomar al día, no debe superar los 500 miligramos diarios. Es pues necesario también tener en cuenta el tipo de taza que utilicemos, nunca especialmente grandes, de ahí que para que nos quede más o menos claro debamos seguir las siguientes indicaciones:

Café instantáneo descafeinado: 1 mg. de cafeína.
Café instantáneo: 40 mg.
Café fitrado: 30-40 mg.
Café expreso: 200-250 mg de cafeína.

Así pues no lo dudes, disfruta de tu taza diaria de café. Recomendarte también que, si deseas bajar de peso de modo natural, no pierdas tampoco la oportunidad de probar el sabroso café verde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.