Agentes fronterizos salvaron de morir ahogado a un menor migrante hondureño que cayó a las aguas del río Bravo, cuando intentaba llegar a los Estados Unidos (EEUU).

Durante las labores de rescate se lograron sacar del afluente a cinco adultos y cuatro niños más de distintas nacionalidades que escapaban de las miserables vidas que tenían en sus países.

Los uniformados no brindaron detalles si el menor iba acompañado de un familiar o un traficante intentó cruzarlo.

Se informó que el niño hondureño de 7 años, se trasladaba en una piscina inflable que se dio vuelta.

Hace unas semanas una anciana hondureña cruzó el río Bravo en similares condiciones, logrando llegar al otro lado de la frontera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.