¡Ladrones! Rusia acusa a EE.UU. de robar tecnologías foráneas.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, acusó a EEUU de robar tecnologías a otros países en respuesta a las recientes declaraciones del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, sobre las tecnologías militares estadounidenses supuestamente robadas por Rusia.

En una entrevista publicada la víspera por el medio The Voice of America, Bolton declaró que Rusia desarrolla nuevos tipos de equipamiento militar, incluidos misiles de crucero hipersónicos, a base de una tecnología robada a EEUU.

«Sería interesante calcular cuántas y cuales tecnologías robó EEUU a distintos países», escribió Zajárova en su cuenta de Facebook al proponer a los usuarios que le manden los datos históricos y actuales al respecto.

Recordó también que Washington «robó» a Rusia los edificios del consulado general en San Francisco y Seattle, así como las oficinas diplomáticas en Washington, Maryland y Nueva York.

En diciembre de 2016, poco antes de que el expresidente Barack Obama abandonara la Casa Blanca, su Gobierno expulsó a 35 diplomáticos rusos y ordenó el cierre de dos mansiones diplomáticas en Centreville, Maryland y Oyster Bay, Nueva York, en respuesta a la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales estadounidenses, lo que Rusia ha negado en reiteradas ocasiones.
En julio de 2017 el Congreso de EEUU aprobó un paquete de sanciones contra Rusia y al día siguiente el Ministerio de Exteriores ruso propuso al Gobierno estadounidense recortar la plantilla de sus delegaciones diplomáticas y consulares en el país a 455 personas, el mismo número que Rusia tiene en el territorio estadounidense.

A finales de agosto del mismo año, el Departamento de Estado pidió a Rusia desalojar su consulado general en San Francisco y dos oficinas diplomáticas más, una en Nueva York y la otra en Washington.

Además, el 26 de marzo de 2018 el presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó la expulsión de 60 diplomáticos rusos y el cierre del consulado general de Rusia en Seattle por la presunta implicación de Moscú en el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y de su hija Yulia, en la ciudad británica de Salisbury.

Rusia, que rechazó categóricamente estas acusaciones, anunció a su vez el cierre del consulado de EEUU en San Petersburgo y la expulsión de 60 diplomáticos estadounidenses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.