Primera dama de Israel tira al piso pan que simboliza la hospitalidad al llegar a Ucrania.

Kiev, Ucrania. La primera dama de Israel, Sara Netanyahu protagonizó un escándalo protocolario al arribar al país europeo en una visita oficial.

Al aterrizar en el aeropuerto en la capital ucraniana, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y su esposa fueron recibidos por tres jóvenes ucranianas en vestidos tradicionales mientras sostenían una bandeja con una hogaza de pan Karavái y sal, considerado parte de un ritul de hospitalidad típico del país y la cultura eslava.

Como es la costumbre, el primer ministro del país hebréo, tomó un trozo del pan, lo espolvoró con algo de sal y lo degusto, posteriormente se lo pasó a su mujer. Sin embargo, la primera dama se negó a comer el bocado y lo tiró al suelo.

Según medios internacionales, la primera dama israelí se encontraba de mal humor desde el comienzo del viaje a Ucrania.

Todo comenzó cuando Sara Netanyahu se mostró cofendida al creer que a la hora de subir a bordo del avión no fue recibida por los pilotos y considerar que no se le había prestado la atención suficiente.

La primera dama se molestó e intentó reprender al capitán de la aeronave, pero se le negó la entrada a la cabina, acto que le hizo enojar aun más.

Posteriormente, a 45 minutos del aterrizaje el piloto de la aeronave pronunció un nuevo saludo y esta vez hizo hincapie en el nombre de la primera dama.

“Les deseamos al jefe de gobierno y a su esposa, la señora Sara Netanyahu, una placentera visita”, dijo el piloto a través de los altavoces del avión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.