«Sin ‘bloqueo’, Cuba tendría el mayor crecimiento del mundo»: Ministro de Exteriores de Cuba

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo este viernes que, si no existiera el embargo de Estados Unidos, el PIB nacional habría aumentado en la última década a un ritmo promedio del 10% anual, cifra descabellada que, de ser real, situaría a la Isla como número uno mundial en crecimiento, informa EFE.

«Con los ingresos dejados de percibir por bienes y servicios, y los costos asociados a la reubicación geográfica del comercio, que impone a Cuba disponer de altos inventarios, el Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba habría crecido a precios corrientes en el último decenio alrededor de un 10% como tasa promedio anual», afirmó el canciller, sin ofrecer más detalles sobre ese cálculo.

Rodríguez compareció ante los medios para presentar el informe con el cual el Gobierno anualmente actualiza las pérdidas que atribuye embargo que Estados Unidos. Desde los años 60, dice La Habana, suman 138.843 millones de dólares a precios corrientes y 922.630 millones a precios constantes.

La estimación de un aumento del PIB del 10% anual formulada este viernes por el canciller es exagerada, teniendo en cuenta que ningún otro país del mundo, ni siquiera China u otros mercados emergentes de África, Asia o Latinoamérica, han logrado un crecimiento promedio de dos cifras en la última década.

El embargo de Estados Unidos no solo priva a Cuba de productos y servicios estadounidenses sino que también obstaculiza la obtención de los de terceros países y el acceso a los mercados financieros debido a sus efectos extraterritoriales, «violando las normas internacionales de comercio y la libertad de navegación», afirmó Rodríguez.

Agregó que las restricciones estadounidenses son el único motivo por el cual Cuba está sufriendo la peor crisis energética desde los años 90 al interrumpirse parcialmente los envíos de combustible desde Venezuela, situación de la que el Gobierno cubano culpa a las sanciones de Trump y la presión que ejerce sobre navieras que transportan crudo del país suramericano.

«Quienes atribuyen los problemas de la economía cubana, en particular los que se están produciendo en estos meses, a la incompetencia de nuestro Gobierno o a la ineficacia del socialismo, a la larga terminan en una posición de ingenuidad, de ignorancia o de complicidad», dijo el canciller.

La Habana debe presentar entre el 6 y el 7 de noviembre, ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, su proyecto anual de resolución para pedir a Estados Unidos que ponga fin al embargo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.