Lenin Moreno a punto de enviar las Fuerzas Armadas a reprimir protestas en todo Ecuador.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció el estado de excepción ante la huelga en el transporte público que impide la libre movilidad de la población.

Con el estado de excepción, el mandatario ecuatoriano puede disponer de las Fuerzas Armadas en las calles, así como cerrar puertos, aeropuertos y pasos fronterizos.

También lo faculta a trasladar la sede de Gobierno a cualquier lugar del territorio y disponer censura previa en la información de los medios de comunicación social, con estricta relación a los motivos del estado de excepción y a la seguridad del Estado.

«Para precautelar el orden, la tranquilidad y seguridad de los ciudadanos y controlar a quienes pretenden provocar caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional», dijo el presidente en una rueda de prensa televisada y transmitida por la Secretaría General de Comunicación.

Transportistas convocaron un paro general contra las últimas medidas anunciadas por el Gobierno, especialmente la eliminación de los subsidios al combustible.

En el correr de la tarde se unieron otras organizaciones sociales a la protesta.

Grupos de manifestantes se dirigían a la casa de Gobierno, amenazando con quemar las motos de las uniformados y bloqueando el ingreso y salida al área urbana del Distrito Metropolitano de Quito, informó el diario local El Comercio.

Al menos tres personas fueron detenidas y dos agentes de tránsito fueron agredidos en el marco de las manifestaciones, agregó ese medio.

Moreno advirtió sobre «pocos» «focos de violencia» creados por «grupos que están perfectamente identificados, que pretenden hacer daño, pretenden agredir y pretenden desestabilizar al Gobierno constituido».

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.