Adiós dólar: Rusia lleva a cabo todo un plan para destruir el dominio del dólar estadounidense.

Las empresas estatales de Rusia especializadas en la extracción de petróleo y gas buscan pasar a sellar acuerdos en monedas alternativas al dólar en medio de incrementadas tensiones geopolíticas con EEUU.

La firma de contratos en rublos y euros limitará su exposición a los ataques económicos de EEUU, opina el ministro de Desarrollo Económico de Rusia, Maxim Oreshkin.

Esta medida permitirá a Moscú aislarse del sistema global financiero dominado por EEUU, destacó el ministro ruso en una entrevista al periódico Financial Times. A día de hoy, Rusia busca minimizar la exposición de sus inversores extranjeros a los ataques económicos de EEUU.

«Nosotros tenemos una buena moneda, es estable. ¿Por qué no utilizarla en las transacciones globales? Queremos ventas de petróleo y de gas realizadas en rublos (…)», aseveró, aunque destacó que para poder lograrlo es necesario crear «una infraestructura financiera de bajo costo».

En 2018 la empresa Gazprom exportó a Europa gas natural por valor de 51.000 millones de dólares mientras la compañía Rosneft suministró 123,7 millones de toneladas de crudo. Para atenuar su exposición a las sanciones económicas de EEUU Moscú lanzó el proceso de desdolarización de su economía. Esta estrategia incluía la emisión de bonos nominados en euros y rublos.

Además, el Banco Central ha reducido en los últimos 18 meses sus reservas de bonos del Departamento de Tesoro  estimadas por valor de 96.000 millones de dólares hasta tan solo 8.000 millones. La popularidad que los bonos nominados en rublos han tenido entre inversores extranjeros —poseen un 29% de su número total— demuestra, según Oreshkin, que Rusia es capaz de vender sus recursos energéticos, utilizando la moneda nacional.

«Pues en cierto punto las empresas energéticas podrán acumular activos en rublos en el futuro. (…) Usted tiene tasas positivas para activos nominados en rublos, mientras la inflación es estable y predecible. No hay controles de capital, son completamente flexibles, es decir, usted puede comprarlos y venderlos en cualquier momento», agregó.

La empresa Rosneft ya nominó en euros licitaciones que se realizaron en septiembre y se celebrarán en octubre mientras Gazprom vendió en marzo del 2019 su primera carga de gas natural valorada en rublos.

Actualmente los ingresos obtenidos tras la venta de hidrocarburos constituyen la mitad del presupuesto de Rusia. El aislamiento de estas transacciones del sistema financiero basado en el dólar estadounidense podrá servir al llamado ‘cambio de marea’ para el país euroasiático.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.