El dictador Lenin Moreno podría mandar hasta por 13 años a la cárcel a manifestantes.

La Fiscalía de Ecuador ha comunicado la detención de un grupo de personas por presuntos actos de terrorismo relacionados con incidentes registrados este 12 de octubre durante las multitudinarias protestas en Quito.

Se trata de 34 personas, entre ellas dos mujeres y cuatro adolescentes, que habrían participado en el ingreso violento a la Contraloría General ecuatoriana que resultó en destrozos y un incendio en las instalaciones.

La Fiscalía ha advertido que actuará «de manera implacable» según se establece en el artículo 366 del Código Orgánico Integral Penal, que sanciona las acciones consideradas como terrorismo con penas de entre 10 y 13 años de privación de libertad.

El contralor del país, Pablo Celi, había estimado como «cuantiosos» los daños registrados en oficinas, vehículos y sistemas electrónicos, entre otros, e indicó que la información documental de la Contraloría sufrió «daños parciales».

Miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), que permanecen en los alrededores desde el lunes, han negado cualquier responsabilidad en los actos vandálicos o cualquier relación con los involucrados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.