La derecha de Bolivia se autoproclama ganadora de las elecciones.

El exmandatario boliviano Carlos Mesa proclamó un «triunfo incuestionable» en la noche del 20 de octubre, tras la divulgación de los resultados preliminares de la elección nacional, dando por seguro que enfrentará al presidente Evo Morales en una segunda vuelta en diciembre.

«Hemos logrado un triunfo incuestionable que nos permite decir con absoluta certeza y seguridad (…) que estamos en segunda vuelta», dijo Mesa ante centenares de seguidores congregados en un salón de La Paz.

Un primer cómputo preliminar del Tribunal Supremo Electoral, al 83% de las mesas de votación, dio a Morales, del Movimiento al Socialismo, el 45,71% de los votos válidos, contra 37,84% de Mesa, de la alianza centroderechista Comunidad Ciudadana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.