Piñera declara la guerra al pueblo: «es un enemigo poderoso», dijo.

Incentivando en su discurso un estigma contra los manifestantes, el presidente Piñera reiteró que no permitirá que vándalos desestabilicen el orden y la democracia en el país.

Fuerte represión de vive en Chile.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este domingo desde la Guarnición Militar de Santiago (capital) que la Nación austral enfrenta un guerra contra un «enemigo poderoso», criminalizando las masivas manifestaciones en rechazo a sus políticas neoliberales.

En Chile se viven tiempos de un nuevo Pinochet.

«Es un enemigo poderoso, estamos conscientes que son grupos organizados (…) Sabemos perfectamente lo que están preparando para mañana; no vamos a permitir que los delincuentes se sientan dueños del país», acusó el jefe de Estado.

Incentivando en su discurso un estigma contra los manifestantes, el presidente Piñera reiteró que no permitirá que vándalos desestabilicen el orden y la democracia, «les garantizo que ganaremos la batalla, nos debemos unir para que mañana sea un día normal», agregó.

Incluso los niños son enemigos de la dictadura que gobierna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.