La derecha de Bolivia incendia el país denunciando fraude.

Tras la convulsión que se vivió la noche del lunes en las capitales y algunas ciudades intermedias del país, Bolivia amaneció movilizada hoy dos días, después de los comicios electorales, en rechazo a los resultados preliminares que lanzó el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la denuncia ciudadana de un posible fraude electoral.

A pesar de ello, no existen pruebas de dicho fraude, más que la palabra de la derecha que ha llamado a destruir el país que Evo Morales ha levantado desde hace varios años.

Por otro lado, la OEA que ha avalado fraudes electorales en varios países, ha puesto en duda que la población haya elegido nuevamente a Evo Morales para dirigir el país por más tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.