Lula deja a Bolsonaro y la ultraderecha con la boca cerrada del miedo.

El líder de la izquierda latina, Lula da Silva, ha salido de la prisión donde de encontraba injustamente desde hace varios meses debido a la persecución política de la que era objeto.

Desde su salida, la ultraderecha que gobierna se ha mantenido con la boca cerrada, cuando normalmente reaccionan ante cualquiera situación que sucede tanto fuera como dentro del país.

Lula ganaba en las encuestas a Jair Bolsonaro, pero la cárcel injusta evitó que éste llegara a la presidencia nuevamente.

Hoy está de vuelta y la izquierda internacional celebra justo en el momento en el que la derecha se derrumba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.